LMNeuquen fiesta

Hizo la fiesta de 15 de su hija con 300 invitados y pagará $100 mil de multa

Un hombre de Santa Fe decidió romper la cuarentena y hacer igual la fiesta clandestina, sin privarse de nada. Ahora donará esa suma a un hospital.

Un hombre, de 38 años, era investigado por la Justicia por organizar una fiesta de cumpleaños y violar la cuarentena por el coronavirus. Para cerrarle el proceso judicial, se acordó que el infractor done 100.000 pesos al Hospital de Niños de Santa Fe. Fue en el marco de una suspensión de juicio a prueba que, en los próximos días, el fiscal Estanislao Giavedoni presentará en los tribunales de la ciudad de Santa Fe para que sea homologada por un juez.

Según precisaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el 11 de julio, el sujeto celebró los 15 años de su hija en un local que funciona como lavadero de autos, en el barrio Las Delicias, ubicado al norte de la ciudad de Santa Fe. El festejo excedía largamente la cantidad de 10 personas permitidas para reuniones sociales en plena cuarentena obligatoria en el país, ya que calculan que había más de 300 personas en el festejo. El hombre investigado fue imputado por el MPA como autor del delito de violación de las medidas dispuestas por autoridad competente para evitar la propagación de una pandemia.

Te puede interesar...

fiesta.jpg
La fiesta clandestina se hizo en un lavadero de autos en Santa Fe, con más de 300 invitados.

La fiesta clandestina se hizo en un lavadero de autos en Santa Fe, con más de 300 invitados.

“La reunión social era un festejo de cumpleaños de 15 años. Había un número de asistentes visiblemente mayor a la cantidad de 10 que permitía en ese momento el decreto 47 del gobernador de la provincia, Omar Perotti”, confirmó el fiscal a cargo del hecho, Estanislao Giavedoni. “Desde la noche del sábado 11 de julio y hasta el lunes pasado, día en el que se hizo la propuesta y se concretó la donación del dinero al hospital, pasaron más de 14 días y no se verificaron contagios de la enfermedad a raíz de la reunión social que motivó la investigación penal. Esos 14 días es el período que se debe tener en cuenta para verificar que no se genere expansión o transmisión de la enfermedad”, cerró el fiscal.

La interrupción de la fiesta por parte de la Policía y de inspectores de la Secretaría de Control de la Municipal ocurrió a partir de numerosas denuncias de los vecinos al 911, dando cuenta de la presencia de decenas de vehículos alrededor del galpón y de música a muy alto volumen rompiendo la cuarentena.

En el garaje, donde funciona habitualmente un lavadero de autos, los efectivos se encontraron con una fiesta multitudinaria, con baile, vestidos de gala y caras descubiertas, sin la utilización de tapabocas.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.3333333333333% Me interesa
12.444444444444% Me gusta
4% Me da igual
3.5555555555556% Me aburre
74.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario