El clima en Neuquén

icon
Temp
69% Hum
La Mañana muerte

Irá 3 años preso por causarle la muerte a su amigo a golpes

Aunque los golpes "no tuvieron entidad suficiente" para ocasionar la muerte de la víctima, sus patologías de base derivaron en su fallecimiento. Ocurrió en El Chañar.

Mediante un acuerdo de partes, un rionegrino de 45 años fue condenado a tres años de prisión efectiva por haber causado la muerte a golpes a su amigo de 62 años, un vecino de San Patricio del Chañar que también le brindaba alojamiento en su casa. La investigación permitió determinar que las lesiones ocasionadas por el acusado sólo fueron fatales al combinarse con los problemas de salud de base que presentaba la víctima, lo que llevó a una calificación y pena menores de lo previsto inicialmente.

El acuerdo de partes fue presentado este miércoles en audiencia por el asistente letrado de la fiscalía de Homicidios, Bruno Miciullo, quien explicó que a Oscar Alejandro Morales (45) se le atribuye haberle propinado golpes a José Emiliano Llancamán (62) en su domicilio de calle Lago Espejo al 200 la noche del pasado 22 de febrero.

Te puede interesar...

"Durante la noche de ese lunes, Morales se había reunido con otras cinco personas en la casa de Llancamán, ya que era habitual que diversas personas compartieran reuniones allí e incluso era donde la víctima le había permitido vivir a Morales desde hacía dos a tres meses, ya que este se encontraba en situación de calle", explicó el letrado sobre el vínculo entre víctima y victimario.

En esas circunstancias, "alrededor de las 00 horas y tras haber consumido bebidas alcohólicas en el frente de la vivienda, Morales ingresó a la misma, ofuscado y golpeando las paredes y la heladera, para dirigirse a la habitación en que se encontraba durmiendo Llancamán. Allí, y sin motivo alguno, le propinó diversos golpes de puño en su rostro, provocándole lesiones contundentes a nivel craneofacial izquierdo".

Los demás presentes en el domicilio se percataron de lo que ocurría, frenaron a Morales y finalmente lo echaron de la casa para asistir a la víctima, quien fue admitido en el hospital local. Sin embargo, según se reconstruyó durante la investigación a cargo de la fiscal Eugenia Titanti, el sangrado nasal profuso que presentaba Llancamán producto de los golpes recibidos no pudo ser frenado por los médicos. La gravedad de su cuadro le valió su inmediato traslado al Hospital Natalio Burd, en Centenario, trayecto durante el cual se descompensó y falleció pasada la 1 de la madrugada del día 23.

Tras la detención de Morales, sumado a un informe médico preliminar y los testimonios recabados, la fiscalía acusó ese mismo martes al agresor como autor del delito de homicidio simple. Sin embargo, el avance en la investigación le valió una calificación menor, ya que los golpes por sí solos no habrían sido la causante, sino la combinación de éstos con patologías previas de la víctima.

"Si bien los golpes no provocaron trauma interno alguno en la víctima y que los mismos, razonablemente, no tuvieron entidad suficiente para provocar el deceso, sí activaron una hemorragia que no cesó debido a la cirrosis hepática crónica que tenia la víctima y derivó en su deceso", explicó Miciullo, y detalló que esa cirrosis incluso le ocasionaba una miocardiopatía. La sumatoria de todos estos factores desencadenaron la muerte de Llancamán, según se pudo establecer en base al informe de autopsia, estudios toxicológicos, anatomopatológicos y la historia clínica del fallecido. Es por todo esto que la calificación del hecho fue readecuada a la de homicidio preterintencional.

ciudad judicial

Más allá de contar con la aceptación de responsabilidad del acusado, Miciullo detalló que se sumaron como evidencia las prendas secuestradas de víctima y victimario, el análisis de la escena que descartó cualquier hipótesis de pelea, los testimonios de los demás presentes, de médicos y efectivos que intervinieron en el hecho. Además, el propio Llancamán, quien llegó "lúcido" al hospital local en primera instancia, le habría indicado al personal de Salud que Morales lo atacó porque él no quiso levantarse a compartir con el resto.

La pena a imponer también fue contemplada dentro del acuerdo pleno y fue acordada en tres años de prisión efectiva. Aunque la fiscalía valoró el reconocimiento del hecho como un atenuante, consideró como agravantes la falta de motivación del homicida y la violencia desplegada en la agresión.

"Llancamán era su amigo, quien le había permitido quedarse a vivir en su casa y se encontraba durmiendo, en un lugar donde uno se siente en completa seguridad y desprevenido de cualquier ataque", expresó el letrado.

Comisaria 13 El chañar

Tanto el defensor oficial Julián Berger como el propio acusado manifestaron su adhesión al acuerdo en audiencia. Sin embargo, no se logró determinar la existencia de familiares de la víctima a quienes solicitarles su consentimiento.

Tras escuchar a las partes y valorar todo lo expuesto, la jueza de garantías Carina Álvarez resolvió homologar el acuerdo pleno y dictó la sentencia condenatoria a tres años de prisión efectiva para Morales por la nueva calificación. Dado que las partes renunciaron a los plazos de Impugnación, en una nueva audiencia a realizarse los próximos días se debatirá el lugar de alojamiento para el ahora condenado -por el momento detenido en la Comisaría 13-, quien se encuentra también cumpliendo con un tratamiento para su alcoholismo en el hospital local de San Patricio del Chañar.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
10.869565217391% Me gusta
6.5217391304348% Me da igual
4.3478260869565% Me aburre
78.260869565217% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario