Jaule: "Con rifas o empanadas no hacés básquet profesional"

Lo dijo el DT de Petrolero Argentino, tras la eliminación en la Liga.

Por Ricardo Galasso / deportes@lmneuquen.com.ar

Daniel Jaule analizó la eliminación de Petrolero en la Liga Argentina de Básquetbol donde se esperaba mucho más del equipo, que no pudo superar los octavos de final. La derrota ante Villa Mitre todavía duele, “ese partido no me lo puedo sacar de la cabeza”, dijo el DT, quien no considera la campaña un retroceso del club -pese a no haber cumplido el objetivo de mejorar lo hecho en las dos anteriores cuando se llegó a cuartos de final-, porque “perder también es un resultado posible y dos chicos de la cantera ya juegan en el equipo”.

No obstante, agregó que es consciente de que este crecimiento en las inferiores no tiene un reflejo en las estructura que se necesita para afrontar este tipo de torneos. “Meter de nuevo a un club que era amateur en el profesionalismo te produce un desgaste enorme. Por eso mucha gente de Petrolero cree que jugar la Liga Argentina es malo. Piensan que haciendo una feria de empanadas o una rifa hacés básquet profesional”, señaló el coach que dirige al equipo desde que volvió a competir en el certamen de ascenso hace tres temporadas.

¿Qué pasó con Villa Mitre, que pierden faltando poco más de un minuto después de haber dominado todo el juego?

Al partido no me lo puedo sacar de la cabeza. Tácticamente en gran parte hicimos lo planeado. En el momento clave hicimos muchas cosas mal para perderlo, y esto es un playoff donde no hay mañana. Acá las cosas no se merecen. Cada juego es una historia que tenés que ganar.

¿El equipo tenía un plus para llegar más arriba?

Sí. Nosotros hicimos una gran fase regular y lo que nos habíamos propuesto lo conseguimos: pelear arriba todo el año. Eso te crea una ilusión para los play, lógicamente.

¿Entonces hubo un retroceso con respecto a las dos temporadas anteriores en que llegaron hasta cuartos de final?

En las dos ligas anteriores fue así y terminamos muy bien. En esta me queda una sensación extraña. Entramos mal pisados a los play y lo pagamos muy caro. No lo veo como un retroceso porque perder también es un resultado posible. De lo que sí estoy seguro es de que todos pensamos que estábamos para más. Pero esto es deporte y a veces nada ni nadie te asegura un resultado.

¿Te alcanzó a conformar Thiago Mathias, el extranjero que se sumó en el cierre de la fase regular?

Thiago vino a cumplir un rol que no teníamos, un hombre grande, pero el presupuesto nos condicionó a encontrar un segundo buen extranjero. A veces lo que no se sabe es que el dinero que se cuenta para estos jugadores es muy acotado.

Creció la cantera y algunos chicos ya juegan en primera, ¿pasó lo mismo con los demás estamentos del club?

La tarea no es fácil... A veces entiendo por qué la gente del mismo club cree que jugar la Liga Argentina es malo. Es porque se piensa que haciendo una feria de empanadas o una rifa hacés básquet profesional. Y acá si no está el estado local y provincial más las empresas, no podés. Los políticos y empresarios tienen que entender que esto es una inversión. Nos vieron en toda la temporada más de 30.000 personas en la cancha juntando todos los juegos. Eso multiplicalo por 10 de las personas que te ven en todo el mundo por internet. Estás permanentemente en los medios nacionales, dos chicos hechos en la cantera ya juegan en el equipo profesional. Villalba (Franco) y Frola (Santiago), con 18 y 17 años, más siete u ocho más que tenemos anexados al trabajo de liga y que ya pisaron la cancha y los hemos llevado de viaje para que aprendan. Y podría decir mil cosas más, pero el club necesita seguir creciendo. Debe tener una cancha propia y profesionalizar cada metro del club y hacer un convenio de reciprocidad con los gobiernos y empresas. Petrolero es una marca que tiene mucha gente detrás pero necesita más compromiso de todos.

¿Pensás seguir otra temporada?

Ahora es momento de pensar muy bien todo. Volví al club de mis amores. Logramos posicionarnos en el básquet nacional desde la nada después de 30 años. Hoy necesito parar la pelota y pensar muy bien lo que voy a hacer. Tengo un agradecimiento enorme a la gente de Plaza Huincul y Cutral Co, que conmigo se ha portado tremendamente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído