Jurado popular lo condenó por asesinar a un puestero

Es Julio César Gutiérrez, quien está involucrado en otro crimen.

Por unanimidad, Julio César Gutiérrez fue declarado culpable del brutal crimen de Pedro Colihuinca, un puestero de Picún Leufú asesinado en medio de un robo. El delito que se le atribuye es el de homicidio criminis causa, para el cual el Código Penal prevé una pena de prisión perpetua.

La decisión tomada por los 12 integrantes del jurado popular se dio a conocer el jueves alrededor de las 19, luego de tres horas de deliberación. “El jurado estuvo a la altura de las circunstancias, muy atento y respetuoso. Se les habían brindado durante el juicio cuatro alternativas jurídicas y se pronunciaron por la que habíamos presentado nosotros como fiscalía”, manifestó a LM Neuquén el fiscal jefe Santiago Terán.

Te puede interesar...

Junto con el fiscal del caso, Gastón Liotard, presentaron desde que comenzó el juicio, el lunes pasado, su teoría sobre lo sucedido la noche del 2 de diciembre de 2018. El crimen ocurrió en el puesto Aguada del Camino, ubicado a unos 60 kilómetros de Plaza Huincul.

Allí se encontraba Desiderio Colihuinca, hermano de la víctima, quien vio con sus propios ojos el crimen y a los delincuentes. Su testimonio fue clave para el resultado del juicio, ya que durante su testimonio reconoció varias veces a Gutiérrez como el homicida de su hermano Pedro.

El día del crimen, alrededor de las 21, Gutiérrez junto con dos cómplices se acercaron a Desiderio Colihuinca y tras engañarlo, lo redujeron a punta de pistola. Bajo amenaza, lo ataron e ingresaron a la vivienda con la intención de robar dinero y otras pertenencias.

“La familia está muy conforme con el veredicto, son personas muy humildes y sencillas. El testimonio del hermano resultó clave para el juicio”, dijo Santiago Terán, Fiscal jefe en la comarca petrolera

Mientras los delincuentes se encontraban en el interior de la vivienda, llegó al lugar Pedro Colihuinca, a quien Desiderio intentó alertar gritándole “andate que nos van a matar, te van a matar”. Los delincuentes lo escucharon, salieron y le dispararon.

De acuerdo con lo expuesto por la fiscalía durante el juicio, Gutiérrez le disparó a Pedro Colihuinca con un arma 9mm a unos cinco metros de distancia. El primer disparo fue en una pierna, luego en el rostro y en un hombro, que le causó la muerte.

Si bien a Desiderio le dispararon cuando huía por el campo tras desatarse, las balas no lo alcanzaron.

“Derrumbamos la coartada del acusado, demostramos que había estado en el lugar”, confió Terán, haciendo referencia a la estrategia de la defensa, que tenía que ver con que Gutiérrez no había estado en el lugar del hecho.

Respecto de los otros dos involucrados, el fiscal explicó: “Durante el proceso quedaron sobreseídos porque no fueron reconocidos. Este caso se cerró”.

Recibirá pena de prisión perpetua

Gutiérrez fue hallado culpable del delito de homicidio criminis causa, para el cual el código Penal prevé una pena perpetua. Por procedimiento, se realizará otra audiencia en la que se fijará la pena que deberá cumplir.

Se resolvió en ocho meses

2/12/18 Ocurre el crimen

Pedro colihuinca fue asesinado frente a su hermano en un puesto cercano a Picún leufú, en medio de un robo.

22/12/18 Acusan a tres sospechosos

la Justicia acusó a tres sospechosos de homicidio agravado, entre ellos a Gutiérrez. todos quedaron con preventiva.

5/8/19 Comienza el juicio

al juicio llegó solo Gutiérrez, ya que a los otros detenidos no se los pudo ubicar en el lugar. Fue hallado responsable del crimen.

El crimen ocurrió en el Pool 982, ubicado en calle Olascoaga de Cutral Co.

Tiene otro juicio pendiente por el crimen del Pool 982

Tras haber finalizado el juicio contra Julio César Gutiérrez por el crimen del puestero en Picún Leufú, el fiscal jefe Santiago Terán informó que la próxima semana deberá enfrentar otro proceso por el homicidio de un joven a la salida de un pool.

El crimen ocurrió la madrugada del 9 de junio de 2018, a la salida del Pool 982, ubicado en calle Olascoaga de Cutral Co. Allí se encontraba Braian Painemilla, de 25 años, junto con su novia, quien minutos antes había protagonizado una pelea verbal con otra joven en el interior del local.

De acuerdo con lo investigado por la fiscalía, la discusión continuó en la vereda y fue en ese momento que Gutiérrez, que acompañaba a la otra joven, golpeó a Painemilla en el rostro.

Tras ello, Gutiérrez subió a su vehículo Clio color gris y, luego de recorrer unos 40 metros, descendió del rodado y extrajo un arma con la que efectuó más de tres disparos hacia donde se encontraba Painemilla, con la intención de darle muerte, y huyó.

Uno de los disparos impactó en la cabeza de la víctima, quien fue hospitalizada y derivada al hospital Castro Rendón, donde falleció unas horas después por traumatismo encefalocraneano grave.

Tras el hecho, se allanó una vivienda en la que se presumía que podía estar el principal sospechoso y allí se encontró el Clio, al que se le había retirado el polarizado de los vidrios para cambiarle la apariencia.

A raíz de la investigación, la fiscalía acusó a Gutiérrez de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y en su momento le impusieron 30 días de prisión preventiva por riesgo de entorpecimiento, por la intervención al vehículo y porque no se encontró el arma homicida. En diciembre, el joven de 25 años volvió a caer por el crimen del puestero Colihuinca.

El próximo juicio será ante un tribunal colegiado, y el delito que se le atribuye prevé una pena mínima de 10 años y ocho meses de cumplimiento efectivo.

LEÉ MÁS

Comenzó el juicio por el crimen del puestero de Picún Leufú

Una pelea entre chicas desató el crimen del pool

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído