El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana Neuquén Cup

La conmovedora historia de los botines en la Neuquén Cup

Mateo y Juanjo, los protagonistas de la misma. Dos ejemplos de superación en la vida, pese a las adversidades. Y un par de gestos emotivos que vale la pena contar.

Juanjo Vasellatti es un personaje querido por todos en el mundo del fútbol regional. Un trabajador incansable al que ni siquiera detuvo un drama personal, una dura adversidad de la vida. Perdió la movilidad pero jamás la pasión y las ganas de difundir el deporte de su Cutral Co y de todo Neuquén en general.

Tampoco resignó las ganas de hacer el bien y su espíritu solidario, como el periodista puso de manifiesto en el marco de la Neuquén Cup. Pero mejor que lo relate quien justamente se encarga de transmitir las alternativas de los partidos, un relator de "aquellos".

Te puede interesar...

"Participé de las 10 ediciones de la organización de la Neuquén Cup. El año pasado no se hizo, pero en la anterior, en uno de los partidos que se jugaron en la sede de Rivadavia de Plaza Huincuil, un nene cuando terminó el partido se sacó sus botines y sus medias y se acercó hacia la mesa de control... Yo aquel día estaba ahí y me dijo, 'Juanjo, dáselo a algún nene que realmente lo necesite", cuenta aún sorprendido gratamente por la actitud de aquel chico.

"No encontré un nene al que le hiciera falta en su momento. Pero los guardé en casa. Cuando comenzó la actual edición me propuse encontrarle dueño. Y como muchos son clubes del fútbol comunitario, de los barrios... Uno de los equipos, es la Komarka Junior, que está a cargo de una árbitro de aquí, Patricia. A ella la invitamos a participar con dos categorías, 2010 y 2014. Un día le pregunté y me dijo que tenía un nene al que darle los botines...", agrega en su atrapante narración.

image.png

Historia que tuvo un final feliz: "Al día posterior llevé los botines, vi un chiquito y pregunté: '¿ese nene, por qué no tiene botines?'. Me explicó que a la familia se le complicaba, así que se los probó, le quedaron bien y Mateo se quedó chocho con su calzado".

image.png

Un chico (en verdad dos) y un "grande", con todas las letras.

image.png
image.png

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario