El clima en Neuquén

icon
14° Temp
57% Hum

La historia del femicidio de Jésica Minaglia se filmará en la Patagonia

Flor Otero dio detalles de La Hija del Pueblo, el film que recrea el crimen de la docente asesinada por su ex pareja en plena pandemia.

El femicidio de Jésica Minaglia llega a la gran pantalla para visibilizar los más de 90 crímenes de mujeres durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus en la Argentina y los más de 175 casos que se registraron en el país en lo que va del año. El film producido por Walter Minaglia -tío de la víctima- se llamará La Hija del Pueblo y contará con las actuaciones de Andrea Frigerio, Alberto Ajaka, Benjamín Rojas, Fabio Aste, Manuela Pal y Florencia Otero, quien se pondrá en la piel de la docente asesinada el 14 de abril pasado, en la localidad santacruceña de Comandante Luis Piedra Buena, por el policía Pablo Núñez, su ex pareja y padre de su hijo de 3 años.

Aunque actualmente el femicida se encuentra procesado y con prisión preventiva a la espera de un juicio, que posiblemente tenga lugar a fin de año, Walter, el tío de Jésica Minaglia, comenzó con la preproducción de la realización con el objetivo de que "el pedido de justicia trascienda" y "para que Jésica pueda ser la voz de tantas otras mujeres" que sufren violencia de género. Así lo sintetizó Florencia Otero en diálogo con LMNeuquén.

Te puede interesar...

"Más allá de las características de Jesi y su historia, la película busca contar tantas situaciones y vínculos de pareja que aparentan estar bien pero que detrás hay mujeres que sufren violencia en silencio hasta que ocurren estas tragedias que podrían haber sido evitadas. Así que tal vez sea una ayuda desde ese lugar", remarcó, antes de referirse a la "gran conjunción de emociones" que generó su convocatoria para ponerse al frente de la película que será dirigida por Gustavo Luppi.

florencia otero (1).jpg
Florencia Otero se pondrá en la piel de  Jesica Minaglia en el film.

Florencia Otero se pondrá en la piel de Jesica Minaglia en el film.

"Por un lado, una se siente halagada por que te ven en la piel de alguien de su propia sangre para poder contar esa verdad; y por otro, es un gran orgullo poder ser parte de esta lucha desde un lugar artístico. Es muy contradictorio porque es hermoso ser parte de la ayuda pero es horrible saber que se necesita ayuda por las cosas que pasan", expresó la actriz, que encarnará a la docente entrerriana de 31 años fallecida tras recibir una brutal golpiza por parte de Núñez, a semanas de finalizar una relación signada por la violencia de género, que se extendió por más de 10 años.

elenco (1).jpg
Alberto Ajaka encarnará al femicida, Frigerio a la madre de Jésica y Manuela Pal a su amiga.

Alberto Ajaka encarnará al femicida, Frigerio a la madre de Jésica y Manuela Pal a su amiga.

Un proyecto con impronta patagónica para crear conciencia

Florencia Otero destacó el desarrollo que viene teniendo la iniciativa, a pesar de las medidas de aislamiento impuestas por el coronavirus. "A mí me sorprendió mucho porque hay muchos proyectos que se frenaron por la pandemia y este, que nació en este contexto, no para de avanzar. Por supuesto que cuesta en cuanto a lo físico y técnico, poder juntarnos...pero el libro está casi terminado, se conformó el elenco y se está haciendo casting con artistas de Santa Cruz. Hay docentes que trabajaban con Jésica Minaglia que van a ser parte de la película", anticipó.

Además, remarcó que la realización fue declarada de interés cultural por la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Cruz, el Concejo Deliberante de Piedra Buena, además de recibir el apoyo de la Universidad Nacional Patagonia Austral y de organizaciones sindicales como la Asociación de Docentes de Santa Cruz y la Asociación de Trabajadores del Estado de Neuquén.

La historia, que será filmada en Piedra Buena, Puerto San Julián y El Calafate el año que viene, busca llegar a las salas de cines y a diferentes ámbitos educativos y culturales para fortalecer la concientización en relación a la violencia de género, a partir de proyecciones que incluyan charlas-debate.

El proyecto busca hacer visible las señales que las víctimas fueron dando a distintas personas de su entorno sin que nadie se diera cuenta, con el objetivo de darle herramientas a las mujeres para que pierdan el miedo y la vergüenza a la hora de denunciar y pedir ayuda.

"Creo que cuando una está dentro del problema no ve las cosas tan claras, incluso muchas veces se minimiza ciertos aspectos preocupantes. Creo que desde ese lugar, ni Jésica ni muchas mujeres creen que su pareja puede llegar a algo así. Algunas sí lo creen, pero son miradas como locas cuando van a hacer las denuncias. Eso es lo increíble, lo que llena de impotencia. Eso lleva a decir: 'Pucha, si esto hubiera funcionado de mejor manera no tendríamos que estar hablando de una Jésica", concluyó Florencia Otero.

El caso

El asesinato de la docente entrerriana Jésica Minaglia ocurrió en plena cuarentena por el coronavirus y, pese a ello, sus amigas, compañeros de trabajo y la comunidad de Comandante Luis Piedrabuena, donde ella vivía desde niña, no dejaron de manifestarse. Lo hicieron a través de las redes sociales y con acciones públicas en las calles de aquella localidad, situada 245 kilómetros al norte de Río Gallegos. La instrucción de la causa no escapó a las dificultades propias del aislamiento obligatorio y muchos testimonios fueron por videoconferencia. Con todo, el policía Pablo Núñez, ex pareja de Jésica Minaglia, se encuentra en prisión preventiva, procesado como autor material y penalmente responsable del femicidio agravado por alevosía.

Hasta pocas semanas antes del crimen, el acusado y la docente habían convivido con su hijo de 3 años. Según la jueza de instrucción de Puerto Santa Cruz, Noelia Ursino, Núñez se negaba aceptar el final de esa relación ya que la acosaba permanentemente e irrumpía en su domicilio en busca de pruebas de una supuesta infidelidad, además de amenazarla "diciéndole que no lo obligara a ir a hacer lo que no quería".

En la causa se presupone que la publicación del video de la canción "Amor secreto", subido por otro hombre en el muro de Facebook de Jésica, habría sido una de las razones que desencadenó el femicidio.

JÉSICA MANAGLIA (1).jpg

La tarde del 14 de abril el policía tenía bajo su cuidado al hijo de ambos; él llamó a Jésica Minaglia para pedirle que lo dejara una noche más con él, y para pedirle ropa y una mamadera. "Pasá cuando quieras", fue la respuesta de ella. Ese fue el último mensaje que escribió en su celular, a las 19:30. Después de esa hora, no respondió ningún mensaje de WhatsApp ni volvió a publicar en ninguna de sus redes sociales, en las que era muy activa. En tanto, Núñez respondió "Ok, voy en diez", y apagó su celular.

A partir del análisis de las cámaras de seguridad de la ciudad, la Justicia pudo reconstruir que el policía se dirigió, por lo menos, tres veces al domicilio que había compartido con ella. Lo hizo entre las 19:30 y las 21:30. "Es en ese lapso de tiempo que se produjo el ataque que terminó con la vida de Jésica Minaglia, surgiendo palmariamente que el hecho fue perpetrado por Núñez", afirmó la jueza Ursino.

El deceso de la maestra se produjo por un traumatismo encéfalo-craneano entre las 23 y las 5 de la mañana del 15 de abril, "tras sufrir agonía y pérdida de sangre", según la información pericial de la causa. En el expediente, consta que Jésica no presentaba signos de defensa ya que "no esperaba tal agresión". "Núñez contaba con la confianza de Jésica y esto hizo que pudiera asestar los golpes en la cabeza de la víctima de manera sorpresiva", puntualizó la jueza.

Tras el crimen, Núñez llamó a la madre de Jésica, Nélida González, para expresarle su preocupación porque no le contestaba los mensajes. La mujer fue a la casa de su hija y se encontró con el peor escenario. De inmediato, le pidió a su hijo, que la había acompañado, que llamara a la policía. En medio de la confusión, el joven llamó a su ex cuñado, y el cabo fue quien dio aviso a sus colegas.

Núñez y los otros policías llegaron juntos al domicilio. Una vez allí, ya no lo dejaron entrar y quedó detenido.

148.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

58.333333333333% Me interesa
8.3333333333333% Me gusta
5.5555555555556% Me da igual
2.7777777777778% Me aburre
25% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario