"La idea es estar entre los veinte mejores pilotos"

Esteban López Jové, con moto nueva, se ilusiona en la previa del Dakar 2016.

Neuquén.- Las ganas de experimentar nuevos desafíos hicieron posible que Esteban López Jové incursione en el Rally Dakar, una de las competencias más duras del mundo, que lo tuvo en 2015 en el puesto 27 y como el mejor argentino en gran parte de la etapas.

Ahora, a pocos días de una nueva edición (comienza el 2 de enero), el neuquino -hoy llega a Buenos Aires- se ilusiona con estar entre los 20 primeros motociclistas.

"El objetivo número uno es llegar. Y viendo cómo me fue el año pasado, la idea es entrar entre los 20 mejores pilotos. Igual, va a ser una competencia muy difícil porque entraron muchos pilotos de elite que lo va a complicar aún más", dijo López Jové a LM Neuquén.

27º El puesto del motociclista neuquino en su primera participación en el Dakar 2015.

La novedad y la ilusión de mejorar su performance pasan por que competirá con una nueva moto. Una Yamaha preparada y atendida por JVO que está más desarrollada y con mejor velocidad final que la anterior. "Estoy con ganas y expectativas porque voy a tener la moto nueva, pero con la incertidumbre o la intriga de no saber cómo va a ser. Teóricamente es mucho mejor pero hasta que no la pruebe no voy a tener claro cómo es", señaló el neuquino, que tendrá que esperar hasta mañana para que tener la moto, sin tiempo real para probarla antes del Dakar.

1 ese dorsal no estará en la competencia. El vigente campeón en motos Marc Coma no estará en la competencia, por lo que habrá un nuevo ganador desde que el Dakar se realiza en Sudamérica.

2º fue López Jové en el Rally Cross Country Argentino. El piloto mejoró su rendimiento de 2014, cuando finalizó tercero en la categoría motos. Este año quedó a un puesto del podio, mostrando así toda su vigencia.

"El poco tiempo con la moto es complicado porque el primer día hay una clasificación para largar la primera etapa lo más arriba posible. Pero tampoco puedo arriesgar mucho y quedarme afuera en el primer día la carrera", contó.

Más camino

Para esta nueva edición que unirá Argentina con Bolivia, el Dakar tendrá un recorrido distinto que en el 2015. La ausencia de Chile le quitará la dificultad del desierto con dunas, uno de los grandes atractivos del año pasado.

"Es un recorrido con mucho más camino. Esto lo va a hacer más tranquilo. Va a haber muchas más motos hasta el final de la competencia porque las etapas filtro van a ser las últimas. En el anterior Dakar, las etapas más duras fueron al principio, y fue ahí donde se quedaron muchos pilotos", subrayó López Jové.

El motociclista contará con la compañía de su padre durante todo el trayecto, y en el campamento, con la de sus hermanos y amigos cercanos. Y desde Carlos Paz llegará el amor y la fuerza de su mujer Carolina, su hija Bianca y su hijo Benjamín. "La familia siempre apoya y eso me hace sentir bien", indicó el piloto, quien en su segunda participación en el Rally Dakar irá por toda la gloria.

La legión neuquina que dirá presente en el Dakar

El Rally Dakar 2016 tendrá, además de a Esteban López Jové en motos, a otros tres participantes neuquinos en tres de las cuatro categorías.

La octava cita sudamericana, que este año volverá a tener epicentro en Argentina, contará en autos con Fernando Bradach y Roberto Corvalán para el Neuquén Dakar Team con una Renault Duster Nº 383.

En quad habrá representación gracias a Pablo Copetti (Yamaha 700 Nº 272), el piloto de San Martín de los Andes que tiene como meta cumplir con el recorrido tras no poder hacerlo en la edición anterior. Correrá con motorización del reconocido y prestigioso Oreste Berta. Se suma a los corredores de la región Alicia Reina (SRV Toyota Nº 414), de Catriel, que hará su tercera presentación en la competencia siendo la primera argentina en el Dakar.

Calientan motores

La competencia, que recorrerá 10 mil kilómetros, se pondrá en marcha desde Buenos Aires, con punto de partida en el predio de Tecnópolis, el 2 de enero.

El mayor recorrido de la prueba será por territorio nacional, con un breve pero no menos riguroso tránsito por suelo boliviano en el salar de Uyuni, a 4000 metros de altura, para regresar y meterse en las dunas del Fiambalá hasta desembocar en Rosario, el punto final de la travesía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído