El clima en Neuquén

icon
Temp
47% Hum
La Mañana Guerra

La inflación y una endemia de insensatez

La inflación ahoga con su presión y las posibilidades de salida se alejan con la batalla de poder en el oficialismo.

"Enfermedad que reina habitualmente, o en épocas fijas, en un país o comarca”. De esta manera define la Real Academia Española una endemia, tal como calificó el presidente Alberto Fernández a la galopante inflación argentina.

La endemia inflacionaria a la que alude el presidente, a diferencia de la pandemia, no encontró una vacuna capaz de contenerla. Y tal vez no haya, a la vista, ninguna dosis capaz de detenerla a menos que cambien drásticamente cuestiones estructurales internas de Argentina y también las globales que siguen recalentándose al compás de los bombardeos rusos.

Te puede interesar...

Respecto de la situación global, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió esta semana que la inflación mundial se duplicó con creces entre marzo de 2021 y el mismo mes de este año.

Llegar a fin de mes es cada vez más pesado con la aceleración inflacionaria.

El organismo asegura que el aumento general de la inflación refleja los efectos de los confinamientos relacionados con el COVID-19 en 2020 y 2021. Sin embargo, más recientemente ha sido impulsado por un alza en los precios de la energía y los alimentos, especialmente desde el comienzo de la guerra en Ucrania el 24 de febrero.

Sostiene, en esa línea, que la guerra ha infligido un gran impacto en los mercados de productos básicos, alterando los patrones mundiales de comercio, producción y consumo, de manera que es probable que los precios se mantengan en niveles altos en los próximos años.

Otra guerra, la doméstica que se libra puertas adentro del oficialismo gobernante, también está dejando campo minado a una recuperación cada vez más urgente que requiere, ante todo, bajar las ambiciones de poder y hacer primar la sensatez.

alberto cristina buena onda

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario