La mala salud ayudó a dos represores

Los ex jefes militares Luis Farías Barrera y Enrique Olea fueron apartados del juicio Escuelita IV "por incapacidad" para comprender el desarrollo de las audiencias.

Neuquén

El Tribunal Oral Federal 1 de Neuquén apartó a Luis Alberto Farías Barrera y Enrique Olea, dos de los 22 imputados del cuarto juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar que se desarrolla actualmente en esta ciudad por “incapacidad sobreviniente” atribuida a problemas de salud.

De esta manera, el tribunal dejó fuera del enjuiciamiento a Farías Barrera, quien durante la dictadura se desempeñó como jefe de la División Personal del Comando de la VI Brigada de Infantería de Montaña, y era el encargado de atender a los familiares que buscaban saber algo de sus seres queridos que habían sido secuestrados y desaparecidos. En tanto, Olea, el otro acusado beneficiado, fue desde 1976 jefe del Batallón de Ingenieros 181, dependencia militar donde funcionó el centro clandestino de detención conocido como La Escuelita.

La decisión de suspender el enjuiciamiento para Farías Barrera, de 86 años, fue por unanimidad de los jueces Alejandro Silva, Guido Otranto y Marcos Aguerrido. La incapacidad de Olea (85 años) fue definido por Silva y Aguerrido, con la oposición de Otranto.

El equipo médico forense del Poder Judicial examinó a los acusados y determinó que padecen problemas de salud que les provocan “incapacidad sobreviniente”, lo que les impide asistir y comprender el desarrollo de las audiencias del juicio.

Farías Barrera había sido condenado a 22 años de prisión en el primer juicio realizado en 2008 y a 25 años en el tercero. Por su parte, Olea recibió en 2008 la pena de 25 años de prisión y 22 años en el tercer proceso judicial.

En relación con el juicio, hoy se desarrollará la última audiencia de indagatorias a dos imputados, Jorge Di Pasquale y Gustavo Viton. Luego de la feria judicial se iniciarán los alegatos de las partes acusadoras y de las defensas.

PERFIL

El silencio cruel a los familiares

Luis Alberto Farías Barrera era quien recibía en el Comando de la VI Brigada a familiares de los secuestrados a quienes les respondía: “Lo tenemos nosotros” o “No lo tenemos nosotros”, generando mayor incertidumbre. Fue definido por los familiares y sobrevivientes como “dueño de la vida y la muerte de los detenidos”. También encabezó la comisión de militares que retiró de la cárcel de Rawson a José Méndez, Juan Pincheira, Javier Seminario Ramos y Orlando Cancio en noviembre de 1976 y que desde entonces están desaparecidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído