La NASA sobrevoló el cuerpo celeste más lejano

La sonda New Horizons recolectó información de Ultima Thule.

El 2019 arrancó con un hito para la NASA: una sonda sobrevoló en los primeros minutos del 1 de enero el cuerpo celeste más distante jamás estudiado, Ultima Thule. Se trata de una reliquia del sistema solar que permitiría descubrir cómo se formaron los planetas.

“¡Vamos New Horizons!”, gritó entusiasmado el científico jefe de la misión, Alan Stern, mientras numerosas personas explotaban de euforia en el Laboratorio John Hopkins de Física Aplicada, en Maryland, Estados Unidos, poco después de las 2 en la Argentina, cuando la sonda New Horizons orientó sus cámaras hacia esa formación espacial rocosa a 6400 millones de kilómetros de la Tierra. “Nunca antes una nave exploró algo tan lejano”, dijo Stern. La son da recogió 900 imágenes en cuestión de segundos mientras recorría unos 3500 kilómetros.

Te puede interesar...

Igual, los científicos sabrán recién hoy si el pasaje de la sonda sobre Ultima Thule resultó exitoso ya que es imposible tener imágenes en directo de la sonda y a esa distancia hacen falta más de seis horas para que una señal procedente de la Tierra llegue a New Horizons, y otro tanto para que regrese. Pero si todo marcha bien, las primeras imágenes de Ultima Thule llegarán a la Tierra en los próximos días.

El objetivo de esta misión es comprender cómo se formaron los planetas, explicó Stern. “Este objeto está tan helado que se conserva en su forma original”, dijo. “Todo lo que aprenderemos sobre Ultima (su composición, su geología, cómo se formó, si tiene satélites o su atmósfera) nos informará sobre las condiciones de formación de los objetos del sistema solar”, planteó.

Ultima Thule se encuentra en el cinturón de Kuiper, un enorme disco cósmico que se remonta a la época de la formación de los planetas que los astrónomos llaman a veces “el granero” del sistema solar. Los científicos no saben si ese cuerpo celeste, descubierto en 2014 por el telescopio espacial Hubble, es redondo, alargado, o si se trata de un único objeto o de un agregado de materia. Tampoco están seguros de su tamaño, pero se calcula que es unas 100 veces más pequeño que el planeta enano Plutón.

Para comprobarlo, decidieron enviar la sonda New Horizons a estudiarlo después de que emprendiera con éxito en 2015, nueve años después de su lanzamiento, su misión principal: enviar a la Tierra imágenes detalladas de Plutón. “Esta vez vamos a tratar de obtener imágenes de Ultima con tres veces más resolución que las imágenes de Plutón. Si lo conseguimos, será espectacular”, explicó Stern.

Si no existen complicaciones, la sonda llegará a 3500 kilómetros de la superficie de Ultima y sobrevolará el objeto a 14 km. por segundo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído