La sonda InSigh llegó a Marte y comenzó su investigación

El objetivo será recoger datos del suelo y del núcleo marciano.

A seis años del rover Curiosity, la NASA volvió a hacerse presente en Marte. El lunes, la sonda InSigh, tras siete años de investigación, desarrollo y flotar en el espacio, logró desplegar sus equipos y transmitir el primer mensaje a los pocos instantes de haber apoyado sus tres patas en el planeta rojo, que está a 55 millones de kilómetros de la Tierra. Y aunque esto pueda resultar simple para la tecnología actual, apenas un 40% de las misiones enviadas lograron llegar con éxito.

La principal dificultad para las pesadas sondas que intentan aterrizar en la arena marciana es su delgada atmósfera -la presión en la superficie no llega a ser el 1% de la terrestre- y que la nave al ensayar su ingreso encuentra muy poca resistencia. Para frenarla antes de que se estrellen, los ingenieros deben sincronizar escudos térmicos, paracaídas y cohetes en menos de siete minutos.

Te puede interesar...

Siete minutos antes de las 17 de este lunes (hora argentina) InSight entró en la atmósfera de Marte de forma oblicua, a una distancia de 12 grados del planeta. Si eran más, se quemaba, menos, podía rebotar y terminar perdida en el espacio. La sonda se desplazó a unos 20.000 km/h, esto es entre tres y cuatro veces más rápido que una bala de fusil. El protector térmico se calentó a tal extremo que alcanzó los 1500° C, la temperatura de la superficie del Sol. El paraje escogido para descender fue la planicie de Elysium: una extensión lisa y polvorienta a la que bautizaron como “el mayor estacionamiento en Marte” por sus escasos accidentes geográficos. Con la idea de minimizar los riesgos de descenso, fue escogida entre 22 posibilidades. Está ubicada a 600 kilómetros del punto en el que cayó el Curiosity.

Son los que separan a nuestro planeta de Marte, transitado por la sonda InSigh.

55 millones de kilómetros

Son los que separan a nuestro planeta de Marte, transitado por la sonda InSigh.

El proceso fue perfecto: la activación del paracaídas, el despliegue de sus patas y la reducción de velocidad de 19.800 km/h a 8 km/h en apenas siete minutos. Ese lapso “del terror” en el que toda la misión puede fallar por un error menor. “¡Ojalá estuvieran aquí!”, fue el mensaje tuiteado por la cuenta oficial de la sonda al dar a conocer la primera imagen que tomó mientras se aproximaba a la superficie marciana.

El objetivo del módulo será recoger información sobre las ondas sísmicas de Marte, el bamboleo del eje de rotación y el núcleo del planeta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído