El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana robo

La trama delictiva detrás del robo millonario a McDonald's y otras dos empresas

Se apropiaron de 1.200 millones de pesos y un millón de dólares de tres clientes privados. La trama delictiva.

Siguen apareciendo más datos en torno del robo presuntamente cometido una banda contra el Banco Galicia, Codere y McDonald's, a través de la firma de transporte de caudales Codecop. La metodología era la siguiente: la empresa "retenía" dinero de esos clientes y no se los entregaba por pretexto del COVID o cuestiones similares.

Lo que permitió avanzar con la estafa de manera impune habrían sido los vínculos políticos y gremiales que ostenta el propio Zeballos. Cuya empresa contó con la habilitación expresa del Banco Central, más allá de haber echado a 300 empleados afiliados a Camioneros, gremio que ni siquiera difundió un comunicado de repudio a los despidos.

Te puede interesar...

En tal contexto, los dueños de Codecop se quedaron en su poder con cerca de 1.174 millones de pesos, 1.235.760 dólares, 124.470 reales y 79.118 euros, que pertenecían a las empresas ya mencionadas.

Diario Clarín logró acceder a una parte importante de la causa judicial, donde se describe cómo fue el mecanismo por el cual la empresa se quedó con el dinero de sus clientes: "Codecop tenía que transportar dinero del Banco Galicia desde las sucursales en sacas o bolsines, con un límite de entrega de 24 a 48 horas de demora. Pero no lo entregó durante casi dos meses, en que inventó diferentes excusas, hasta que el Galicia denunció a los directivos ante la Justicia. Todo empezó el viernes 21 de mayo pasado, cuando el Banco Galicia le pidió a Codecop que cinco días después entregara $290 millones al Banco Provincia en Mar del Plata, con billetes que ya le había dado durante ese mes a la empresa transportadora de caudales", según el mismo matutino.

image.png

Lo curioso es que la noche anterior a la entrega del dinero, John Cruz Ibarra, gerente comercial de Codecop, envió un correo electrónico a los directivos del Galicia, informándoles que la sede Mar del Plata de la empresa suspendía todos los servicios del día miércoles 26 con pretexto de que había empleados contagiados con COVID.

“Pedimos disculpas, hemos implementado medidas para mitigar estas situaciones pero esto es un estado de contingencia que podría suceder en cualquier momento. Por ahora suspenderemos las actividades de la planta y pondremos en resguardo a la totalidad del personal hasta tanto tengamos los resultados de los exámenes”, asegura el correo electrónico, al cual tuvo acceso Noticias Argentinas.

Además, el diario Clarín publicó: "Pasaban los días y los responsables de la empresa transportadora de caudales no daban ningún tipo de respuesta a los pedidos del Galicia para el transporte de su dinero, que debía estar en los depósitos de Codecop. Uno de los directivos del Galicia consiguió el teléfono celular de Lucas Zeballos y empezó a llamarlo sin éxito". Para ese entonces, Codecop tenía en su depósito de Mar del Plata billetes del Galicia por $332,2 millones US$ 155.760 y 42.000 euros.

El 1 de julio, Zeballos les prometió a los directivos del Galicia que al día siguiente retomarían el trabajo de forma "parcial", con $50 millones en una primera entrega, lo cual finalmente no sucedió. Acto seguido, volvió a prometer, esta vez que entregaría $100 millones el 5 de julio.

"El 8 de julio el banco intimó a devolver el dinero en 24 horas. Y también se exigió la devolución del dinero depositado en la ciudad de Posadas, provincia de Misiones, que eran otros $38.952.942 y US$1.080.000. Ante la falta de respuestas, al día siguiente el Banco Galicia presentó una denuncia penal por el dinero retenido en Mar del Plata. Y pocos días después se amplió la denuncia por los fondos retenidos en Misiones", según reconstruye Clarín.

Ello derivó en que el juez Mariano Iturralde ordenara varios allanamientos en las sedes de Codecop y llegara a recuperar $377 millones, 124.000 reales, 2.900 euros y 1.800 dólares. Para el 7 de septiembre Lucas Zeballos terminaría procesado como “responsable criminalmente del delito de defraudación por retención indebida” del dinero que era de Banco Galicia y "defraudación por administración fraudulenta".

Para ese entonces, Codecop entró en crisis y despidió a 300 empleados, que reclaman hasta el día de hoy porque no cobraron sus salarios ni las indemnizaciones. Por si fuera poco, se sienten abandonados por el Gobierno y el propio sindicato de Camioneros.

Fuente Noticias Argentinas.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario