Ladrones ocupas robaron a los vecinos de un edificio

Ocurrió en Alderete al 800, donde habían tomado un departamento.

Embed

Tomás Gómez
gomezt@lmneuquen.com.ar

Neuquén
Emulando al gran Martín Fierro, dos hermanos se muestran inseparables hasta en el delito. Las cámaras de un coqueto edificio de Alderete al 800 dejaron en evidencia la forma de operar de los jóvenes para robar en el barrio.

En este edificio robaron en tres departamentos distintos, y hasta uno de ellos -que está amoblado pero no vive nadie- lo ocupaban para aguantar cosas y pasar la noche.

Pero también se los acusa de otros hechos en el área Centro Este, donde se los puede ver caminando en distintas calles. Y hasta la Policía los tiene perfectamente identificados, pero como uno es menor, las causas recaen sobre él y no queda detenido.

En el edificio de Alderete al 800 robaron en al menos tres departamentos. El primer hecho fue el martes de la semana pasada y se llevaron una costosa bicicleta que estaba en el balcón del primer piso.

El inquilino revisó las cámaras de seguridad del edificio, donde quedó registrada la secuencia completa previa al hecho: uno de los jóvenes pasó por la puerta, luego volvió con el hermano menor, se sentó en el cordón de la vereda de enfrente y, por último, se lo ve pasar por la vereda en la bicicleta robada. El lunes pasado, la víctima volvió a cruzarse a los dos pibes y les dio una tremenda paliza. Al más grande le fracturó un par de costillas y luego llegó la Policía (ver aparte), que se los llevó a la comisaría.

Sin escarmentar por lo sucedido y no conforme con la bicicleta de 25 mil pesos, los dos hermanos se reencontraron cuando el mayor quedó en libertad. Juntos regresaron al edificio y encontraron en el primer piso un departamento amoblado sin inquilinos, donde pasaron la noche. Ayer a la mañana, el joven víctima del primer robo regresó al edificio y vio cómo se estaban llevando la bicicleta de la vecina del segundo piso. Volvió a atraparlos y llamó a la Policía, que los detuvo nuevamente.

Aún sin salir de la sorpresa, el portero advirtió que el ventanal del balcón del departamento deshabitado estaba roto. Allí comprobaron que los dos hermanos habían dormido en ese lugar y se habían llevado un TV led y un DVD.



Indignado
Los descubrió y los agarró a golpes

El vecino del primer piso sólo había subido una vez a su costosa bicicleta nueva, una GT Karakoram. El lunes de la semana pasada la compró y el martes se la robaron del balcón.

Junto con el portero analizaron las cámaras de seguridad y pudieron identificar a los dos delincuentes. El joven hizo la denuncia, pero en la Comisaría 1ª le contestaron que eran conocidos, que vivían en el barrio Sapere y que cada vez que los atrapaban, el menor se hacía responsable por los robos y volvían a quedar libres.

Con la cara de los ladrones grabada en sus retinas, el inquilino del primer piso continuó con su vida, hasta que este lunes se los volvió a cruzar. Estaban en la esquina de Alderete y Villegas. Los dos hermanos intentaban entrar a la casa de una mujer mayor con problemas de movilidad. Sin mediar palabra, los agarró a trompadas. Al mayor le quebró un par de costillas y le provocó un par de cortes en la cabeza. La Policía llegó rápidamente, detuvo a los dos delincuentes, pero sólo el mayor quedó preso y el martes recuperó la libertad.

Las lesiones en las costillas no fueron impedimento para que regresara a robar en el edificio de Alderete al 800, otra bicicleta, esta vez una Trek que estaba en el segundo piso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído