Las Grutas: se comen todo y terminan en la guardia

La gastroenteritis es la afección más frecuente en el hospital local.

Las Grutas
La principal demanda de atención sanitaria que se registra este verano en el hospital de Las Grutas es la gastroenteritis, una afección que causa vómitos y diarrea y que sin un tratamiento a tiempo puede derivar en una deshidratación que requiere muchas veces internación.
La enfermedad se produce comúnmente por el excesivo consumo de comida o la ingesta de alimentos en mal estado o que han perdido la cadena de frío.
"Si uno está un momento delicado de salud, esto no le hace nada bien y genera un cuadro gástrico", explicó Alejandro Orellano, director del hospital Violeta Villalobos, y aclaró que las estadísticas con números exactos se cierran cada fin de mes, aunque manejan un listado de los requerimientos más numerosos.
Luego de la gastroenteritis le siguen en orden de consultas los traumatismos varios, como lastimaduras en los pies al tropezar con ojotas por el mal estado de las veredas o las caídas en las restingas que se tornan muy resbaladizas al bajar la marea.
También, y es el dato más sorprendente, ha aumentado la atención de casos de personas que caen del acantilado.
El profesional destacó que se han incrementado los accidentes de este tipo en comparación con otros veranos y que, afortunadamente, los golpes sólo provocaron lesiones leves.
En tercer lugar aparecen las quemaduras por el sol, tanto de segundo como de tercer grado. Sucede por "la exposición negligente de parte del turista de tomar sol en horarios no aconsejados", sostuvo Orellano. Incurren en este error sobre todo quienes llegan a Las Grutas por pocos días y buscan adquirir un bronceado inmediato.
El consumo de bebidas alcohólicas continúa en el listado de búsqueda de asistencia sanitaria. No sólo afecta a los jóvenes, como se puede suponer, sino que a toda franja etaria, sostuvo el médico, que resaltó que es un tema "preocupante".
"Es la mayor sustancia psicoactiva que genera inconvenientes, más que las drogas", dijo, mientras que destacó que asistencias por el consumo de estupefacientes no se han registrado "casi nada".
La estadística continúa con los accidentes viales, ya sean choques o vuelcos, tanto en el ejido urbano como en las rutas de la zona. Se han atendido politraumatizados y heridos, y hubo un muerto en un choque frontal en la Ruta 3.
En el último lugar surgen las alergias derivadas por intoxicaciones o comida en mal estado.
El hospital grutense debe, previo a cada verano, reforzar su equipo de profesionales médicos y enfermeros, así como también el administrativo, que llegan de otros establecimientos de la provincia. Todo porque el balneario recibe una cantidad de gente extraordinaria, por lo que crece también la demanda de salud.
Orellano resaltó que de cerca de diez mil habitantes permanentes, la concurrencia crece a más de 40.000.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído