Las instalaciones del aeropuerto no dan abasto y colapsan los servicios

Baños desbordados, playa de estacionamiento pequeña, una sola confitería y pocas opciones de transporte público para llegar a la estación aérea de Neuquén.

Las mayores frecuencias de vuelos incrementaron la cantidad de pasajeros que diariamente utilizan el aeropuerto Presidente Perón en Neuquén capital. Sin embargo, las instalaciones quedaron chicas y la estación aérea suele colapsar cuando coinciden tres vuelos casi simultáneos.

En una recorrida de LM Neuquén, se pudo corroborar la poca funcionalidad que tiene el aeropuerto para los viajeros y la urgente necesidad de inaugurar las obras de ampliación para mejorar el servicio ante el inminente crecimiento de los pasajeros y vuelos.

Te puede interesar...

En determinados horarios de la jornada en la estación aérea se pueden llegar a reunir unos 400 pasajeros, entre los vuelos que arriban y los que están esperando por abordar su próximo avión.

En esas situaciones, las sillas metálicas suelen resultar escasas en las distintas áreas donde están distribuidas. Sólo existen dos salas de baños, uno arriba y el otro abajo, con tres habitáculos cada uno (con sus respectivas opciones para discapacidad).

aeropuerto vuelos suspendidos neuquen aeroparque niebla01.jpg

Sin embargo, en varias oportunidades se han presentado inconvenientes ya que el servicio se desborda y queda inhabilitado alguno de los habitáculos existentes. Fuentes allegadas a la estación aérea comentaron a LM Neuquén que los baños también son utilizados por el personal de las aerolíneas, quienes no cuentan con su propio espacio dentro de sus oficinas.

Por otro lado, sólo existe una opción para comer o beber mientras se espera la llegada del avión o de algún familiar. Se trata de una franquicia de la Tienda de Café, que se encuentra en las mayorías de los aeropuertos del país.

Sin embargo, la confitería colapsa cuando se registra algún imprevisto en el aeropuerto, como la demora o las cancelaciones de los vuelos. Incluso, en algunas oportunidades se han quedado sin productos para ofrecer ante la cantidad de personas que asisten al sector.

Durante la recorrida realizada por este medio, las pantallas de publicación de los arribos y partidas de los vuelos se encontraban con “error”, es decir, no contaba con la información indispensable para saber el estadio de los vuelos.

Traslados y transportes

Las opciones son escasas para quienes arriben al aeropuerto y no cuenten con movilidad propia. Tomarse un taxi hasta el centro puede llegar a costar unos 200 pesos, mientras que un remis costará un 15 por ciento más.

Hay muchos pasajeros que optan por combinar opciones: toman un taxi hasta la ETON, que puede llegar a costar unos 130 pesos, y de ahí, otro medio de transporte hacia la localidad de destino. Para graficar los costos, un viaje en taxi hasta General Roca puede llegar a costar 1400 pesos.

Para quienes opten por utilizar los medios de transporte públicos tendrán que retirarse de las instalaciones del aeropuerto. Una de ellas opciones implica trasladarse hasta la Ruta 22. Allí se pueden tomar un 50ª, 50 B del transporte urbano o el KOKO interurbano de Plottier a Neuquén.

Otra de las alternativas es el ramal 101 de Autobuses Santa Fe, pero implica caminar más de un kilómetro hasta el cruce de las calles San Martín y Cruizelles. Ese recorrido puede demandar unos 15 minutos a pie.

Todos los medios de transportes utilizan la tarjeta SUBE. Sin embargo, dentro del aeropuerto no hay un lugar para comprar ni recargar el servicio, ni terminal de recarga para validar una recarga on line, y tampoco el único kiosko de las instalaciones no vende el plástico.

Por lo tanto, para el pasajero que no cuente con la tarjeta o no tenga saldo deberá apelar a la solidaridad de los demás usuarios para abonar el pasaje, si el chofer de la unidad se lo permite.

AM-aeropuerto-clausura-estacionamiento-(1).jpg

Estacionamiento

Los trastornos también se presentan para aquellos pasajeros que utilicen movilidad propia, ya que encontrar un lugar para estacionar se vuelve una misión imposible en aquellas “horas pico” de vuelos.

El sector oeste del aeropuerto se encuentra en plena obra de construcción, por lo tanto, se encuentra inhabilitado como playa de estacionamiento. El otro gran inconveniente se presenta al momento de retirarse de las instalaciones, cuando se forman largar filas de autos para pagar el ticket de estacionamiento de manera manual.

La máquina para realizar el pago de manera automática, ubicada enfrente de los locales de alquiler de vehículos, se encontraba averiada al momento de la recorrida.

En algunas oportunidades, algún conductor despistado puede errar de garita de salida, debe realizar una apresurada maniobra para retomar la fila, situación que aumenta el malestar entre los conductores.

Embed

LEÉ MÁS

Más de 100 mil pasajeros pasaron por el aeropuerto en julio

El aeropuerto colapsó en el inicio de las vacaciones

En el aeropuerto no hay estacionamiento para embarazadas

El aeropuerto de Neuquén sigue siendo un caos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído