Las regalías suben 80% y el petróleo se hace notar más

Entre enero y abril la provincia recibió 8625 millones de pesos. Se siente la aceleración del shale oil de Vaca Muerta.

Por Fernando Castro - fcastro@lmneuquen.com.ar

La producción de petróleo incrementó su incidencia en las regalías hidrocarburíferas que recibe Neuquén. Los datos del primer cuatrimestre 2019 indican una preponderancia mayor del gas en estos ingresos, pero con una brecha mucho menor a la del año pasado respecto del crudo.

Según los últimos números oficiales, desde principios de enero a fines de abril Neuquén recibió $8.625 millones en este concepto. De ese total, $4.365 millones fueron por la producción de gas en tanto que por la de petróleo ingresaron $4.151 millones.

Te puede interesar...

Hay un notable salto interanual en los recursos totales por producción de hidrocarburos, del orden del 82 por ciento: en los primeros cuatro meses del 2018 habían ingresado $4719 millones. En el mismo período, para poner en contexto el impacto de estos recursos en la administración provincial, en Neuquén la inflación trepó al 57 por ciento. Es decir, hay una diferencia auspiciosa inclusive comparando el tenor de las regalías respecto del aumento inflacionario.

En 2019, en el período enero-abril hubo una diferencia de $214 millones entre los ingresos de gas y petróleo, sustancialmente inferior a la de unos $594 millones que se registraban el año pasado ( $2626 millones en gas y $2032 millones para el crudo entre enero y abril de 2018).

El precio del petróleo Brent, hoy cerca de los u$s 70 luego de un repunte desde fines de diciembre pasado, implica un incentivo mayor para las compañías, que ven más certezas en el crudo que en la producción de gas, luego del cambio de escenario en materia de subsidios de parte del gobierno nacional, la baja del precio ante una mayor oferta, y la caída de la demanda en buena parte del año.

Hacia adelante, las principales operadoras de Vaca Muerta juegan fuerte para seguir sumando barriles de crudo a la producción neuquina. Se acaba de inaugurar nueva infraestructura que captará el shale oil de áreas de la formación neuquina (Oleoducto Loma Campana-Lago Pellegrini) y esto da ciertas garantías para la producción en aumento. Al mismo tiempo, hay capacidad de transporte ociosa hacia las destilerías y el puerto de Bahía Blanca, ahora que el gobierno nacional y el provincial sostienen que en breve el país exportará crudo.

Al gas lo subyacen tantas incertidumbres como posibilidades. Hay una cantidad descomunal en Vaca Muerta. Las productoras se preparan para un pico de demanda, con la llegada de las bajas temperaturas, pero la ecuación requiere de más mercados para garantizar un horizonte de crecimiento sostenible.

El gas natural licuado (GNL) es una opción. Pero implicaría una descomunal inversión que todavía no está del todo claro quién podría hacer en el mediano plazo.

Para Neuquén, la suba de regalías es un bálsamo que le permite hacer frente a la fuerte incidencia salarial que tiene en su presupuesto.

La provincia tiene otro desafío que por momentos parece quedar en segundo plano ante el furor de indicadores de producción que no se daban hace una década: es el de cómo hace para generar valor, impulsando una industria con los enormes recursos de Vaca Muerta, para no quedar atada a variables externas como el precio del crudo y el gas, una película varias veces vista en la provincia.

LEÉ MÁS

Los costos de producción, en picada

El RenovAr 3 dejó pequeños inversores afuera y fracasó en la región

Total anuncia 100 pozos y 100 mil barriles más

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído