Las textiles acordaron con el Gobierno la fabricación de 200 mil barbijos

Estarán destinados a hospitales y centros de salud de la provincia. Firmaron un acuerdo con el Ministerio de Salud provincial.

Las trabajadoras textiles de Parque Industrial, unidas en la Cooperativa Traful Newen, fabricarán 200.000 barbijos destinados a hospitales y centros de salud de la provincia de Neuquén, mediante un acuerdo que firmaron con el Ministerio de Salud provincial.

Embed

La semana pasada, la Cooperativa había recibido el pedido de una clínica privada para la confección de 20 mil barbijos. Las trabajadoras comenzaron con la producción y, además, se pusieron a disposición del Gobierno para llegar a un acuerdo y fabricarlos también para los hospitales de la provincia. Al poco tiempo, fueron contactadas por el Ministerio de Salud y acordaron hacer 200 mil unidades.

Te puede interesar...

"Hicimos ese ofrecimiento para poder seguir funcionando porque somos una gestión obrera que está abierta a la comunidad, porque en su momento, cuando la pasamos mal por el cierre de la fábrica, la comunidad nos acompañó y estuvo con nosotras”, destacó Norma Brizuela, una de las referentes de la organización, a Télam, quien aclaró que por el momento pararon "toda la producción que estábamos haciendo y estamos en condiciones de hacer 200.000 barbijos o los que nos pidan, a pesar de que algunas compañeras tienen que permanecer en sus casas".

"Estamos convencidas que ante esta crisis, somos los trabajadores y trabajadoras quienes debemos intervenir con medidas concretas en iniciativas sanitarias y económicas para afrontar la pandemia. Las gestiones obreras nos ponemos a disposición y tenemos una salida", había escrito Marina Catilao, otra de las trabajadoras, el pasado 19 de marzo a través de Facbook.

Embed

“Esta cooperativa la sostenemos porque estamos firmes, porque es nuestro trabajo y es algo que nosotras vamos a defender para darle de comer a nuestra familia”, sostuvo Brizuela y expresó: “La convicción parte desde cuando nos quedamos sin trabajo; fueron 10 meses de lucha y de reclamos ocupando la fábrica vacía y hoy somos una cooperativa que es nuestra y vamos a defender”.

Norma también habló de los miedos que “todos tenemos, por lo que nos puede llegar a pasar” ante el avance de la pandemia de coronavirus pero insistió en decir que “la cooperativa tiene que estar abierta a la comunidad y si ahora hay un problema de insumos para la salud, acá estamos nosotras”.

LEÉ MÁS

Cooperativa textil produce barbijos en medio de la escasez

Trabajadoras textiles en el 8M: de la tragedia a la fortaleza

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído