Le apoyaron un arma en el cuello y le robaron el auto

La víctima fue una mujer, a la que asaltaron en pleno centro.

Neuquén.- "Aparecieron de la nada, me apuntaron y me robaron el auto". La declaración de Irene (62) es simple, pero el problema de inseguridad en los barrios céntricos de la ciudad es cada vez más complejo.

La mujer fue encañonada mientras bajaba algunas cajas del baúl de su Renault Fluence y tuvo que darle las llaves a los delincuentes, quienes huyeron por la calle Islas Malvinas en dirección al puente carretero.

El hecho se produjo en los primeros minutos del lunes, cerca de las 0:30, en Entre Ríos al 500, una calle que a esa hora es poco transitada.

"Llegué a mi casa y comencé a bajar unas cajas que tenía en el auto, hice dos viajes con mercadería y pensé que había quedado una caja con frascos en el asiento del acompañante que estaba a la vista, entonces cuando vuelvo a buscarlos, se acercó uno de los tres pibes que venían caminando por la calle, me encañonó y tuve que darle las llaves del auto", relató Irene.

Pese al miedo lógico por tener un arma apoyada en el cuello, la mujer recordó las palabras precisas del ladrón: "Largá las llaves del auto, vieja".

Sin poner resistencia, le entregó las llaves y el delincuente se las arrojó a otro de los jóvenes, quien se subió del lado del conductor. El que la estaba apuntando se sentó en el lugar del acompañante y antes de llegar a la esquina pararon a levantar a una chica que los estaba esperando.
Los delincuentes subieron por Entre Ríos y al llegar a Islas Malvinas doblaron hacia el lado de Cipolletti. Esa fue la última vez que Irene vio su auto.

Sin saber qué hacer, la mujer se quedó parada en la mitad de la calle hasta que apareció un joven en un auto, quien fue el primero en socorrerla.

"Paré a un muchacho, que después me enteré que vive a la vuelta, y se quedó hasta que llegó la Policía", contó la víctima, quien aseguró que "el móvil de la cuadrícula demoró alrededor de 20 minutos en llegar".

Luego de relatarles todo lo sucedido a los policías, llamó a unos amigos que la acompañaron a hacer la denuncia en la Comisaría 1ª.

Irene dio algunos detalles de cómo es su auto: "Tiene un abollón en el guardabarros delantero derecho y dos tréboles verdes ploteados en el baúl".
Este nuevo robo evidencia una problemática que no es nueva en los barrios del centro de la capital neuquina.

0:15: El horario en que la mujer fue amenazada con una pistola en Entre Ríos al 550.

El blanco son los barrios céntricos

El robo del auto de Irene suma un nuevo caso a la larga lista de delitos que sufren los vecinos de los barrios más céntricos de la ciudad. Uno de los más castigados es Santa Genoveva, a apenas una cuadra de donde encañonaron a la mujer en los primeros minutos de ayer.

Precisamente los vecinos de este sector de la ciudad tienen previsto reunirse hoy en la Junta Vecinal para tratar el tema de la falta de seguridad y los constantes ataques de barreteros, motochorros y robarruedas, que son los más comunes.

A la misma altura, pero al oeste de la Avenida Argentina, los problemas son similares, los robos en los edificios de departamentos son constantes, aunque no siempre se violentan las cerraduras de ingreso.

LM Neuquén publicó ayer el caso de un vecino de Bouquet Roldán al 500 al que le barretearon la puerta de su departamento, en el tercer piso, y se llevaron dos computadoras portátiles, dinero, vinos a elección y hasta la carne que tenía congelada dentro del freezer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído