"Le confié a mi hija y dos años después la tuve que velar"

Violencia de género. El padre de Noemí declaró entre lágrimas en la segunda jornada del juicio por el femicidio de su hija.

Neuquén

“¡La ejecutó! ¡La ejecutó! ¿Me pueden entender?”, gritaba desconsolado delante del jurado popular el papá de Noemí Maliqueo, con la cara enrojecida por un llanto incontenible.

La joven de 21 años fue asesinada de un tiro en la cabeza el año pasado y su pareja, Roberto “Resorte” Valdez, está acusado de haberle disparado.

Ayer por la mañana continuó el juicio por el femicidio de Noemí. Entre los ocho testigos estuvieron su mamá Irma, su padre Juan y su hermana de 16 años, considerados clave en la causa.

“A ese señor lo conozco como Omar Campos, vino a mi casa como el novio de mi hija”, expresó el papá de Noemí mientras dirigía su mirada hacia Valdez. Cabe recordar que Resorte estaba prófugo de la cárcel de Roca y utilizaba identidades falsas.

Ante la pregunta de la querella por las consecuencias de la muerte de su hija, Juan se tapó los ojos y sólo se escuchó un llanto.

En ese momento, Valdez lo miró. El papá de Noemí contuvo la angustia y sentenció: “Esta persona es un infeliz. Le confié a mi hija y dos años después la tuve que velar”.

Juan recordó que el 20 de septiembre de 2015 la Policía llegó a su casa y le dijo que una joven de apellido Maliqueo estaba internada en el hospital.

Al recibir la noticia, la hermana de Noemí llamó inmediatamente a Valdez para contarle. “Nosotros nos peleamos y se fue a comprar. Pensé que estaba en tu casa, ahí voy en taxi”, contestó Resorte, y desapareció.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído