Le dictaron una probation al policía que chocó borracho

Fue en Año Nuevo e hirió a dos hombres. Cumplirá una suspensión de juicio a prueba por un año.

Neuquén.- Borracho, un policía a bordo de una camioneta de la fuerza chocó a exceso de velocidad a un hombre y a su hijo, que circulaban en un Toyota Corolla por el barrio Villa Ceferino, en Año Nuevo. Como consecuencia del accidente, las víctimas sufrieron heridas de gravedad. Se trata del cabo Dante David Rivera, de la Comisaría Tercera, a quien ahora la Justicia le otorgó una probation, producto de un acuerdo entre las partes.

Ayer se realizó una audiencia en la que el juez Mauricio Zabala avaló el acuerdo entre la defensa y la fiscalía y le dictó a Rivera una suspensión de juicio a prueba por el término de un año.

Asimismo, el efectivo policial deberá realizar 96 horas de trabajo comunitario no remunerado, hacer un curso de manejo defensivo y presentarse cada cuatro meses ante la Justicia.

También quedó inhabilitado para conducir por dos años y se comprometió a efectuar un resarcimiento económico de mil pesos a cada una de las víctimas, en el caso que estas lo aceptaran.

Cabe recordar que a principios de junio, el cabo había sido acusado de lesiones graves culposas, agravadas por conducir bajo los efectos del alcohol y por ser dos las víctimas lesionadas.

ciudad judicial

“El planteo es razonable dado que no tiene antecedentes y si bien es efectivo policial, se trata de un delito culposo, por lo que de requerir una pena, sería de ejecución condicional”, dijo Paula González, Fiscal de Actuación Genérica

alcoholemia

El siniestro vial ocurrió el 1° de enero, alrededor de las 11, en el barrio Villa Ceferino de la capital neuquina. En ese momento, Dante Rivera conducía una Volkswagen Amarok, perteneciente a la Policía de Neuquén, por calle Combate de San Lorenzo.

Ebrio y a exceso de velocidad, el efectivo policial perdió el control de la camioneta al llegar a la intersección de calle Moreno, derrapó e impactó contra el lateral izquierdo del Toyota Corolla en el que circulaban las víctimas, padre e hijo.

A raíz del fuerte choque, el primero sufrió traumatismo cerrado de tórax y fracturas en seis costillas del lado izquierdo, que le demandaron más de 45 días de curación. Por su parte, el segundo, el hijo, debió permanecer en reposo por 21 días por dolores fuertes en un tobillo y en el tórax.

Luego se comprobó que el policía tenía 1,20 gramos de alcohol en sangre, según arrojó el test de alcoholemia practicado en el lugar por los efectivos de Tránsito, y que manejaba a una velocidad mínima de 54 kilómetros por hora al momento del choque, excediendo los 30 km/h que establece la norma.

Además, de acuerdo con las pericias accidentológicas, se señaló que en el lugar había una huella de frenado de más de 30 metros y que el Corolla se desplazó 4,70 metros hacia atrás por el impacto.

La defensa del acusado fue ejercida por el defensor oficial Raúl Caferra.

1,20 gramos de alcohol en sangre tenía el policía.

Fue el resultado que arrojó el test de alcoholemia que le realizaron sus pares. Es decir que al momento del accidente, el efectivo policial conducía en estado de ebriedad por la ciudad.

LEÉ MÁS

Policía borracho chocó el patrullero contra otro auto

Probation para un funcionario por acoso sexual

La estafadora de Huincul cumplió con su probation

Caso Lautaro: pedirán una probation para Nehuén

Policía borracho al volante volcó y se negó al alcotest

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído