Le robaron a Marité Berbel

Los delincuentes le dejaron el cultrún y la bandera de don Marcelo.

Neuquén.- En pleno centro de Neuquén, a apenas dos cuadras de la Casa de Gobierno, le robaron a Marité Berbel. La cantante dejó unos minutos su camioneta estacionada y cuando regresó le faltaban varias valijas. Los ladrones seleccionaron lo que se llevaron y le dejaron el cultrún y la bandera neuquina, herencia de don Marcelo.

El robo se produjo el domingo, alrededor de las 22, sobre Juan B. Justo y Rioja. Marité y su marido fueron a visitar a un familiar que está internado en una clínica y dejaron la camioneta Renault Master estacionada.

Cuando terminó el horario de visita, caminaron hacia la camioneta y se encontraron con una ventanilla abierta. Una ola de aire frío corrió por sus cuerpos cuando ingresaron y verificaron el faltante.
"Gracias a Dios, se robaron todo menos el cultrún y la bandera neuquina de mi papá", expresó Marité a LM Neuquén.

Los delincuentes se llevaron valijas con ropa, el estéreo y cajas con CD. La camioneta no tenía activada la alarma, lo que facilitó la tarea de los delincuentes.

La cantautora neuquina manifestó que la maniobra se produjo en cuestión de minutos y que los delincuentes trabajaron con mucha prolijidad.

El hecho se produjo a apenas dos cuadras de la Casa de Gobierno, en Juan B. Justo y Rioja, cuando ella y su marido fueron a visitar a un familiar a una clínica.

"Me dio la sensación de que ya nos venían observando. Rompieron la traba de la ventana lateral y alguno ingresó por esa pequeña apertura", destacó.

Es la segunda vez que Marité atraviesa una situación así. "Si bien lo material puede recuperarse, el miedo y la bronca frente a estas situaciones de inseguridad quedan vigentes", recalcó.
Antes de ir a la clínica, Marité dejó a los músicos en sus casas. Estaban regresando de la gira de verano. Su última presentación había sido en Aluminé, en la Fiesta Nacional del Pehuén, que se celebró este fin de semana.

"Por suerte, habíamos dejado a los músicos con sus instrumentos, si no estaríamos lamentando la pérdida de todo. Eso sí me afectaría. Es nuestra fuente de laburo", manifestó la única hija de don Marcelo Berbel.

Tierra de nadie cuando cae la noche

No es la primera vez que sucede este tipo de episodios en la zona de la Gobernación. La inseguridad está latente en cada cuadra. En los primeros días de enero, motochorros atacaron a dos personas en un lapso de pocos minutos y con media cuadra de diferencia. A una mujer que esperaba a un familiar en la puerta de una clínica (sobre Santiago del Estero), le rompieron el vidrio del auto de un piedrazo y le robaron la cartera. También asaltaron a un hombre cuando paseaba junto a su hijo en la calle Rioja. En aquel momento, las víctimas denunciaron que la zona de la Plaza Roca era un lugar inseguro cuando caía la noche. "La zona se convirtió en tierra de nadie. Ya no se puede andar, cae el sol y los pibes en moto hacen lo que quieren", expresó indignado un vecino del lugar. Los ladrones no dan respiro en una zona que, se supone, es una de las más seguras de la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído