Llancanelo va de la mano con el shale de Vaca Muerta

YPF en el área mendocina. La empresa producirá crudo de mayor densidad para utilizar en la mezcla que se emplea para procesar el no convencional en las refinerías.

POR CAMILO CIRUZZI - Especial

Hace poco más de 15 días se conoció que YPF invertirá 160 millones de dólares en la explotación del área Llancanelo, al sur de la ciudad mendocina de Malargüe. Se trata de un área especial porque el crudo que allí se extrae es de tipo ultrapesado o bituminoso. Para poder desarrollar el área, el gobierno de la provincia cuyana decidió aplicar un incentivo fiscal que reduce las regalías del 12% al 6%.

Emilio Guiñazú, secretario de Energía y Minería mendocino, explicó a +e que “el advenimiento de los crudos livianos de los no convencionales plantea un problema complicado a la industria del downstream, que es que las refinerías no están preparadas para procesar ese crudo”.

El funcionario indicó que el crudo tipo Medanito que se procesa en la refinería de Luján de Cuyo, “al ser convencional, va a empezar a escasear y será reemplazado por los livianos de Vaca Muerta”.

Ante esta situación, Mendoza armó una arquitectura fiscal y acordó con YPF la viabilidad en la explotación de Llancanelo, “un recurso subexplotado que es el de crudo ultrapesado, que entra en la categoría de no convencionales”. La clave es que ese crudo (13,5 API) para ser procesado debe ser mezclado con el crudo liviano que se está produciendo en la cuenca neuquina (32/34 API). Ese blend es óptimo para su refinación en Lujan de Cuyo.

“YPF invertirá 160 millones de dólares en ese yacimiento para triplicar la producción de pesados que es muy marginal y aumentará en la medida que demuestre su conveniencia económica. Esto viene de la mano de que una de las formas de resolver el problema de los crudos de Vaca Muerta es hacer un mix con los pesados y acercarse a las dietas para las cuales están diseñadas las refinerías”, explicó Guiñazú, al tiempo que consideró que se trata de “una solución complementaria alternativa a las inversiones que hay que hacer para procesar el crudo de Vaca Muerta. Si no, lo que nos va a pasar en el corto plazo es que vamos a exportar livianos e importar pesados”. Es que además del incentivo fiscal para la explotación del crudo ultrapesado, Mendoza empezó el proceso de exploración del borde de la cuenca neuquina. Actualmente, Phoenix está trabajando en un piloto (fracturaron 10 pozos) en Puesto Rojas y produce 100 m3, y próximamente YPF comenzará a hacer lo propio en Bardas Norte.

p11 MAS E pieza.jpg

Llancanelo

Llancanelo, descubierta en el 1937 (Grupo Neuquén), está hace 20 años en poder de YPF y tras experiencias de extracción con vapor, técnica que fue prohibida por una cuestión ambiental, comenzó a investigarse la posibilidad de explotarla mediante calentamiento eléctrico. “Lo que pasó ahora es que nos sentamos y analizamos las expectativas de mercado, la coyuntura, y acordamos un proyecto para potenciar el desarrollo del área”, dijo Guiñazú.

Tal es así que el rediseño del proyecto establece dos etapas: la primera en la que se invertirán 100 millones de dólares y luego otros 60 para triplicar la producción de los actuales 200 metros cúbicos a 600 en dos años.

Implica una obra de electrificación del campo, la instalación de 17 calentadores de fondo; la perforación de dos pozos horizontales multilaterales de cinco ramas, de cinco pozos de avanzada y la perforación de 27 pozos de desarrollo, entre otras tareas que forman parte del desafío de desarrollar este nuevo polo que también encuentra un nuevo perfil a partir de los no convencionales neuquinos.

“Ahora se presenta una demanda potencial que justamente es esta necesidad de mixear los crudos”, agregó Guiñazú.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario