Llegó la primavera y el Rojo se enfrió

Sudamericana: igualó sin goles de local por 8vos. con los brasileños.

Buenos Aires

Preocupa el resultado y la actuación. Independiente jugó mal e igualó sin goles con Chapecoense de Brasil, en la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana. Los hinchas que coparon el Libertadores de América se retiraron decepcionados. La revancha se disputará el miércoles que viene, a las 19:15 hora argentina, en el estadio Arena Condá de Santa Catarina, al sur del territorio brasileño.

El desarrollo general del partido mostró al elenco conducido por Gabriel Milito con la iniciativa, pero carente de ideas para resquebrajar un sistema defensivo, que funcionó a la perfección del lado de enfrente. El local salió claramente con la idea de doblegar rápido a su rival y, por ende, monopolizó la pelota desde el arranque.

Sin embargo, les costó demasiado romper el cerrojo defensivo aplicado por los brasileños. Independiente buscó por todos lados pero sin demasiada inteligencia y volviéndose repetitivo en los pelotazos, tanto frontales como cruzados, que siempre tuvieron destino a las cabezas rivales.

De esta manera, todo se volvió complicado para el dueño de casa por la falta de resolución de sus creadores y el planteo de enfrente. El mejor ejemplo de la falta de elaboración de jugadas colectivas pasó por ver recién a los 20 minutos del complemento la primera situación de gol tras un mano a mano del debutante Maximiliano Meza, que salió al lado del palo derecho de Danilo.

Y después de esa llegada concreta, el trámite se “planchó” nuevamente y, a pesar de los variantes del entrenador rojo, Chapecoense se llevó un resultado positivo para su casa.

Así, llegó la primavera, pero el Rojo se enfrió....

Refuerzo

Meza debutó y estuvo cerca de anotar

Ingresó a los 20 minutos del segundo tiempo y estuvo cerca de convertir. Se sumó hace pocos días al Rojo y ayer, en su estreno con esa camiseta, dejó una imagen favorable.

Su ingreso fue positivo y mucho más productivo que lo de Martín Benítez. Le ganó varias veces claramente al lateral izquierdo brasileño. Tuvo un mano a mano que definió de zurda y pasó besando el palo. Metió un buen cabezazo ganándole fácil al defensor en el salto, a los 75, que le salió al medio del arco. El crédito está abierto para el ex Gimnasia que tanto pidió Milito.

“Intentamos por dentro y por fuera. Igualmente, ahora vamos con fe a Brasil para intentar ganar y traernos la clasificación. Confío en nuestras posibilidades”. Diego Vera, delantero de Independiente

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído