Valdez, presunto autor del femicidio de Noemí, cayó por una llamada que hizo el 12 de noviembre de 2015 a su hija para saludarla por su cumpleaños, hasta ese momento había llegado huyendo de la Policía.

Durante dos meses estuvo escapando y fue localizado en una pequeña casa en la zona de chacras de Allen.

Valdez se había fugado años antes de la cárcel de Roca y vivía en el oeste con al menos tres identidades falsas diferentes.

El 20 de septiembre, Noemí recibió un disparo en la cabeza y fue llevada por la ex del acusado al hospital Heller, donde la dejó en la guardia diciendo que la había encontrado tirada en la calle. La joven agonizó tres días y murió el 23 de septiembre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído