Lo mató de un tiro a la cabeza y quedó con domiciliaria

La Justicia acusó a Abel Eskers de asesinar a César Oliva, el 22 de febrero en el barrio Independencia.

Neuquén.- A más de siete meses del asesinato de César Oliva, la Justicia acusó a Abel Eskers, de 29 años, de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y le impuso cuatro meses de prisión domiciliaria por riesgo de fuga. El abogado defensor advirtió que nunca se libró la captura del imputado hasta que se lo detuvo en su casa para la audiencia.

Así, el viernes se realizó una audiencia en la que la fiscal Gloria Lucero expuso la teoría del caso y solicitó que Eskers sea acusado por el crimen, además de pedir seis meses de prisión preventiva.

Te puede interesar...

A su turno, el defensor Gustavo Olivera se negó a tal medida y propuso comparendos semanales.

Finalmente, la jueza de garantías Estefanía Saulí dictó una prisión domiciliaria por cuatro meses por entender que existe riesgo de fuga. Se basó en que Eskers se ausentó de su domicilio tras el hecho y volvió a los meses, como manifestó la fiscalía.

De acuerdo con la teoría del caso de la fiscalía, el 22 de febrero de este año, alrededor de las 13, Eskers discutió con Oliva cuando este ingresaba a la casa de su pareja, en calle Pizarro entre Casimiro Gómez y Estatales Neuquinos del sector Atahualpa, en el barrio Independencia.

“Eskers nunca se fue. Fue detenido en su casa. La fiscal dice que el principal sospechoso era Eskers, pero no hizo nada, y si era así, por qué no ordenó la captura hace 7 meses”, dijo Gustavo Olivera, Abogado defensor de Eskers

“Eskers realizó un primer disparo, ante lo que Oliva salió corriendo por la vereda en dirección a Eskers, quien se colocó detrás de un poste de cemento y realizó otros disparos. Uno impactó en la cabeza de Oliva, quien corría agazapado y con un casco de moto colocado, tras lo que cayó al piso en forma inmediata”, describió Lucero.

Tras escuchar los disparos, la pareja de Oliva salió a la calle y junto con otros vecinos auxilió a la víctima. Lo llevaron en un auto particular al hospital Heller, desde donde lo derivaron al Castro Rendón. Por la gravedad de la herida, Oliva murió al día siguiente, alrededor de las 11, por traumatismo craneoencefálico grave causado por proyectil de arma de fuego, tal como se indicó en la autopsia.

Asimismo, detalló que en el lugar se encontraron dos vainas calibre 9 mm, pero que el arma homicida nunca fue hallada.

Por otra parte, la fiscal explicó que existen testigos presenciales del hecho, que declararon bajo anonimato por temor a represalias y sindicaron a Eskers como autor del crimen. Pero al no detallar quiénes fueron amenazados ni por quién, esto no fue tomado en cuenta como riesgo de entorpecimiento para la jueza.

LEÉ MÁS

Murió el hombre al que le pegaron un tiro en la cabeza

Murió el hombre baleado en la cabeza y buscan al asesino

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído