Los acusan por sacarle casi un millón a un abuelo de 94

Fue a partir de una estafa telefónica donde se hicieron pasar por su hijo.

Neuquén.- Maira De Armas y Nicolás Abraham se presentaron en la casa de un hombre de 94 años, ubicada el Área Centro Sur. Por medio de un tercero, que por teléfono se hacía pasar por el hijo del abuelo y le pedía que entregara sus ahorros, estos se llevaron casi un millón de pesos, relojes y joyas. Ahora, la Justicia acusó a dos de los tres estafadores.

En diciembre se realizó una audiencia en la que la jueza Estefanía Sauli avaló el pedido de la fiscalía y acusó a Abraham por estafa en calidad de autor y a De Armas por partícipe necesaria.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió el 4 de octubre de 2018, cuando la víctima atendió un llamado telefónico de quien creía era su hijo. Eran alrededor de las 13 y, en realidad, al otro lado de la línea se encontraba nada menos que un estafador.

El farsante del cual no se sabe nada aún se valió de la avanzada edad de la víctima para engañarlo. Simuló ser su hijo, le decía que se encontraba en un banco fuera del horario de atención al público y le pedía de forma urgente que le entregara su dinero a un amigo que pasaría por su casa.

La excusa que utilizó para concretar la estafa fue que subirían los intereses a pagar por la situación económica del país, por lo que se tomó la libertad de pedirle específicamente los dólares y los euros que el abuelo tenía en su casa.

Fue así como poco después, la acusada llegó hasta la vivienda de la víctima, ubicada en calle Intendente Mango al 100, golpeó las manos y preguntó por él.

$874.860 es el monto que se llevaron los estafadores

La víctima entregó todos sus ahorros en dos bolsas. En total introdujo 100 mil pesos, 14.800 dólares y 4600 euros. Además, se llevaron relojes y seis joyas.

En ese momento, el segundo acusado entró en escena y ambos comenzaron a conversar con el abuelo, al tiempo que le pedían que les diera el dinero que su hijo le había solicitado por teléfono.

En la causa aún resta una rueda de reconocimiento de la víctima a causa de sus problemas de salud. La investigación del hecho se realizará en cuatro meses.

De esa manera, la víctima le permitió entrar al joven acusado a su casa, mientras que el tercer estafador lo apuraba por el teléfono para que les entregara la plata.

Finalmente, el abuelo, quien se encontraba solo y no tuvo oportunidad de sospechar de nada, metió los fajos de dinero en dos bolsas y les entregó un botín casi millonario: 100 mil pesos, 14.800 dólares y 4600 euros.

Pero como si eso no hubiera sido suficiente, antes de retirarse, el estafador se topó con una caja con relojes y seis tipos de joyas que también decidió llevarse.

Luego, los delincuentes escaparon en una camioneta Nissan Frontier blanca. Justamente por ese vehículo, la Policía los atrapó días después en dos allanamientos.

Los identificaron por la camioneta

El 23 de octubre se realizaron dos operativos en simultáneo, uno en Leloir al 200 y otro en Luis Beltrán 200. Se recuperaron los relojes, 19 mil pesos y 250 euros y se secuestró la Nissan.

LEÉ MÁS

Un gitano le hizo el cuento del tío a un abuelo de 94 años

La banda de San Martín asaltó a cinco turistas en menos de 24 horas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído