Los argentinos expulsados de Perú no podrán regresar a ese país por 15 años

Así lo dispuso la Superintendencia General de Migraciones. El tercer argentino acusado de ser el autor principal de los daños todavía permanece en Perú hasta que se resuelva su situación procesal.

Los dos turistas argentinos expulsados ayer de Perú por haber ingresado irregularmente al santuario arqueológico de Machu Picchu, no podrán volver al país andino "por 15 años", explicó a la prensa local el jefe regional de Migraciones de Cusco que supervisó anoche la partida.

Te puede interesar...

Lo misma restricción aplicada a los argentinos Magdalena Abril Retamal (20) y Leandro Sactiva (32), les cabe a los otros tres turistas extranjeros que fueron detenidos juntos en la madrugada del domingo y obligados anoche a abordar el mismo micro con destino a la frontera con Bolivia, tras un proceso administrativo.

Un tercer argentino, Nahuel Gómez de 28 años, deberá permanecer en la provincia peruana de Urubamba mientras se resuelve su situación procesal por estar acusado de ser el autor principal de los daños efectuados a la ciudadela inca de Machu Picchu.

"Se está ejecutando la expulsión de los ciudadanos extranjeros, en un trabajo coordinado entre Policía Nacional del Perú y Migraciones, sobre la base de una resolución de la Superintendencia General de Migraciones" dijo en conferencia de prensa anoche el jefe zonal de Migraciones Cusco, Roger Solís, desde la terminal terrestre de la ciudad peruana de Cusco.

"La expulsión implica ellos no pueden volver a ingresar durante 15 años", agregó el funcionario quien, además, informó que "en este momento no hay más trámites de expulsión como éste, pendientes de ejecución".

Los cinco turistas fueron embarcados en un micro de la empresa Civa con destino al paso fronterizo Puno (Perú)-Desaguadero (Bolivia), desde donde proseguirán viaje a sus respectivos destinos.

Los seis turistas extranjeros fueron detenidos el domingo por la mañana en la ciudadela inca de 600 años de antigüedad, por provocar la caída y ruptura de un elemento lítico en la zona denominada "Templo del Sol", y haber defecado en una zona adyacente.

Sin embargo, solamente Gómez fue sometido a una declaración indagatoria y el juzgado de instrucción de Machu Picchu resolvió hacer lugar a la denuncia interpuesta por el Ministerio Público por considerar que existen pruebas suficientes de la comisión del delito contra los bienes culturales, en la modalidad de extracción ilegal".

Se trata de un ilícito penal tipificado en el artículo 228 del Código Procesal Penal que prevé una pena de entre tres y de ocho años de prisión, más una multa de ciento ochenta a trescientos sesenta y cinco días-multa.

Machu Picchu es el principal destino turístico del país y cada día es visitado por miles de viajeros, que acceden al lugar por tren desde la ciudad del Cusco, situada a 1.165 kilómetros al sureste de Lima.

LEÉ MÁS

¿Qué penas enfrentan los argentinos que vandalizaron Machu Picchu?

Machu Picchu: detuvieron a turistas argentinos por ingresar de noche, dañar y defecar en un templo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído