"Los hombres la pasan bomba en la obra"

María Valenzuela, Claribel Medina y Marta González hablaron de la parodia musical que presentarán esta noche en el Casino Magic junto con Divina Gloria y Ernestina Pais.

Una vez más el quinteto de Menopausia Show llega a la región con la parodia musical que se ríe de una de las etapas más “temidas” en la vida de la mujer.

María Valenzuela, Marta González, Ernestina Pais y Divina Gloria integran el elenco de espectáculo dirigido por Manuel González Gil, que a mediados de abril sumó a Claribel Medina.

La propuesta gira en torno a cinco mujeres impactadas por su reloj biológico. Mientras la unión fraternal va creciendo entre ellas, las protagonistas se burlarán de sus síntomas de cambio, sus calores, sus sofocos, sus baches de memoria, sus humores cambiantes, sus nuevas arrugas, los sudores nocturnos y los atracones de dulces en pleno insomnio.

“El espectáculo lo abre Divina y lo cierra Ernestina. Va in crescendo y cada monólogo es como esos videos de youtubers. Florencia Alcorta, Verónica Lorca y González Gil (autores de la pieza) lograron que cinco mujeres cuenten diferentes situaciones y sensaciones de la menopausia. Eso les permite a todas las mujeres, hombres, hijas y amigas identificarse con cada uno de los personajes”, contó Claribel.

Al mismo tiempo anticipó que la propuesta cuenta con adaptaciones de “Todo cambia” de Mercedes Sosa, “Me siento bien” de Horacio Fontova y “Me arde” y “Mi enfermedad” de Andrés Calamaro.

“El año pasado nos fue muy bien. Metimos como 600 personas, también en el Casino Magic”, recordó Valenzuela, quien pasó por el programa Todo bien de LU5, junto a Medina y González en representación del elenco.

“Este espectáculo es una fiesta. La gente canta con nosotras desde la primera canción”, señaló Claribel sobre la comedia que debutó el 25 de enero en 2017 en Buenos Aires y que después de tres meses comenzó a recorrer el país.

“Yo hace un mes y medio que estoy haciendo la gira con las chicas. Ellas venían de Mar del Plata con un éxito impresionante, yo estaba en Carlos Paz y me convocaron. Estoy feliz de compartir este show con estas mujeres maravillosas y actrices increíbles”, agregó la puertorriqueña.

Pese a que la puesta lleva tiempo en cartel con cambios en el staff (Silvia Kutica, Ana Acosta, María Carámbula, Reina Reech también fueron parte del show), no hubo modificaciones en el libreto.

“De pronto uno puede hacer un agregadito o algún cambio en relación con la interpretación. Uno va sintiendo, de lo que recibe del público, lo que el público quiere”, dijo Marta, y aclaró que el espíritu del texto original se mantiene.

La actrices destacaron que la obra tiene un público diverso y que además de mujeres de todas las edades incluye varones.

“Los jóvenes, que son los hijos en realidad, comprenden un poco mejor a su madre y dicen ‘mamá no está loca, está pasando por la menopausia’”, señaló Valenzuela. “Los hombres la pasan bomba, se ríen tanto como las mujeres. La obra es muy dinámica, tiene mucho ritmo, no para. Para únicamente por los aplausos después de los chistes”, subrayó.

“Desde que comienza hasta que termina la gente no para de reírse y aplaudir”, remarcó.

En sintonía, González bromeó: “La gente nos dice que le duele la boca de reírse tanto y estamos hablando de algo muy triste”,

“Lo que ocurre arriba del escenario es una cosa mágica. El teatro tiene una energía que rompe todas las barreras. Es imposible mentirle al público. Uno no necesariamente es amigo en la vida porque tenés otros elencos y vas corriendo por la vida, cada una de nosotras tiene familia. Pero tenemos una muy hermosa energía y unas ganas de vivir muy importantes. Eso hace que se rompa la cuarta pared. Lo que la gente ve son cinco mujeres pasándola bien y llevando eso al público”, explicó Medina.

“Creo que nos gusta mucho lo que hacemos y este espectáculo; esto de subirse al escenario a jugar, que es actuar. Y como nos gusta tanto la pasamos muy bien entre nosotras y eso es lo que se transmite a la platea”, sumó Marita, a lo que Marta aportó: “No hay una sola función que la hagamos a media máquina. No podemos hacerla a media máquina, damos todo y eso la gente lo recibe”.

“Hay algunas obras que te permiten repartir más la energía porque quizás un personaje tiene más peso y lleva toda la historia. Uno puede decir ‘bueno, hoy la voy a hacer más tranqui’. No es el caso de esta obra porque cada una tiene una responsabilidad muy grande. Son monólogos y una canción en equipo con un baile. Y seguir a la otra y acompañar a la otra y servir el chiste. Es de una enorme concentración”, sostuvo Medina. “Un día que no entregues tu total energía, se siente. Somos todas muy conscientes de eso y muy atentas”, sentenció.

La obra es muy dinámica, tiene mucho ritmo. La gente no para de reírse y de aplaudir".María Valenzuela. Actriz

En primera persona

Las actrices también hablaron del significado que tiene para ellas la actuación. Por caso, Valenzuela, quien pasó por un cuadro de depresión en 2016 y antes vivió un calvario cuando la vida de su hija Malena estaba en peligro por un aneurisma cerebral, dijo: “Yo dejo los problemas en la puerta del teatro y entro para disfrutar, para pasarla bien”.

“Yo siempre digo que a mí me salvó esta maravillosa profesión”; confesó González y continuó: “En el peor momento de mi vida me llamaron para hacer una cosa que era la antítesis mía y era reemplazar a Moria Casán en Brujas”. “Algo más lejos mío es imposible”, exclamó.

“Yo sólo sé lo que pasaba después: llegaba al hotel y eran gritos y llantos sola. Pero en ese momento y en el anterior donde tenía que trasvasar de Marta González a Luisa (por el personaje que hacían la One), Marta González no existía, con toda su carga de tristeza y dolor. Y aparecía esa Luisa frívola”.

Por otro lado, las figuras de Menopausia reflexionaron sobre la temática en la que se basa la obra que están llevando al escenario y su experiencia personal.

“La mente me manda hacer cosas de 50 y el chasis tiene 73”,comentó Marta, y añadió que el cuerpo le pasa factura.

En tanto, María añadió: “Lo siento como Marta, también me canso, pero no me siento de 61 años. Siempre digo que voy a morirme como una eterna adolescente porque la cabeza, el alma y el corazón tienen una edad y el físico otra”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído