Los vecinos de Confluencia resisten la ocupación

Desde ayer un grupo de unas 100 personas rearmaron el campamento después del desalojo y aseguran que no se van a ir hasta que les den una solución.

Luego de que el jueves pasado la Policía desalojó brutalmente a los ocupantes de un predio del Barrio Confluencia, unas 100 personas volvieron a acampar y resisten con la idea de que el gobierno provincial les permita llevar adelante un plan de viviendas en el lugar.

Desde ayer retornaron al predio de Obrero Argentino al fondo y armaron nuevas carpas, aunque varios durmieron a la intemperie. No se quedaron todos, sino que se fueron turnando para no dejar solo el predio en ningún momento.

Te puede interesar...

Isabel, una de las ocupantes, contó que cuando volvieron a ingresar al predio tuvieron que esquivar los “gomerazos que provenían desde la Policía”.

toma va.jpg

“A un chico le tiraron con una piedra en la cabeza, nos hacen señas, nos quieren hacer calentar”, aseguró la vecina.

La mujer vive en el barrio a unas cuadras de la toma junto a sus dos hermanos y sus hijos, sobrinos y nietos. “Alquilamos, pero la necesidad de la vivienda es tremenda, la plata no alcanza”, contó.

“Yo como empleada doméstica no tengo un sueldo suficiente para enfrentar un alquiler sola. Pero nosotros la mayoría trabaja y estamos dispuestos a pagar, no es lo mismo alquilar que empezar a pagar un pedacito de tierra que sea nuestro”, aseguró.

En el predio ya no hay rastros de las casillas que los ocupantes habían levantado, solo quedan algunas pocas carpas, y una bandera argentina en el que los vecinos escribieron “Obreros argentinos en lucha”.

Mujeres y hombres de diferentes edades permanecen en el predio porque, dijeron, no tienen donde vivir. “Si los funcionarios se pusieran un poquito en los pies de la gente entenderían un poco más nuestra necesidad”, comentaron los ocupantes.

Renzo tiene 24 años y había tomado un terreno donde levantó una casilla junto a su compañera y sus dos niñas. “Estoy desocupado, parando en lo de mi suegro, pero necesito darles un lugar a mis hijas”, expresó.

Embed

Varios de los presentes en el predio aseguraron que tuvieron problemas en sus trabajos y que incluso a varios los despidieron.

“El tema es que nos tenemos que ir a trabajar, pero para salir de acá tenés que pasar cerca de la policía y te tiran con gomeras, buscan pelea”, aseguraron.

Una mujer de unos 50 años que no quiso revelar su nombre contó muy angustiada que el día del desalojo cuando volvió a su casa encontró a su hija de 12 años y su nieta asustadas debajo de la cucheta donde habían hecho una especie de refugio. “Es mucho el daño psicológico que sufren nuestros hijos y nosotros también, estamos pidiendo solo que nos dejen tener un terreno para poder vivir mejor”, expresó.

LEÉ MÁS:

Los vecinos de la toma de Confluencia acamparán esta noche en el predio

Toma en Confluencia: "Queremos ese terreno o uno cercano, si nos mandan al Oeste es muy lejos"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído