Luisana Lopilato: "Hoy no haría cosas que hice en otro momento"

Retrato escalofriante. El jueves se estrena Perdida, film en el que interpreta a una policía que busca a una amiga que desapareció víctima de una red de trata.

Por Paula Bistagnino / Especial

Luisana Lopilato está en Buenos Aires por algunos días presentando su nueva película, Perdida, en la que se pone en la piel de una policía que busca a una ex compañera de la escuela que 14 años antes, durante el viaje de egresados, desapareció víctima de una red de trata. Pipa es su personaje, la protagonista de la novela que escribió la periodista de policiales Florencia Etcheves (ver aparte). Para el papel se tuvo que transformar físicamente y aprender a hacer muchas cosas que nunca había hecho, como portar y disparar armas. “Yo no les dejo jugar con armas a mis hijos -Noah (4) y Elías (1)-, así que tuve que explicarles por qué yo estaba con un arma cuando venían al set de filmación”, cuenta. En su sexto mes de embarazo, dice que después de esto va a parar algunos meses para esperar el nacimiento de su hija –aún no decidió el nombre-, que nacerá en agosto.

¿Cómo trabajaste físicamente el personaje de Pipa, esa policía tan distinta de Luisana?

Nos pusieron entrenadores para prepararnos y nos dedicamos: fuimos al Tiro Federal a practicar cómo disparar armas, estuvimos con policías, aprendimos un montón sobre cómo movernos. Y en las escenas de lucha las practicamos y me las fueron marcando como con coreografías, pero ensayamos mucho e hice defensa personal. Hay una escena de lucha que llevó tres días hacerla.

Un registro actoral completamente diferente al de Los que aman odian, con Guillermo Francella.

Sí, el personaje de Mary era una mujer sexual y sensual a la que le gustaba gustar y llamar la atención. Y Pipa es una mujer que deja de lado todo lo que es sexual y sensual. Es una mujer que va para adelante, perseverante y con mucha fuerza, comprometida con lo que está buscando.

Siempre estás buscando cambiar los papeles, ¿fue una decisión?

No, creo que fue un camino que se fue dando y que formó parte de tantos años en el medio. Trabajo desde los 6 años, crecí en este medio y acá maduré como actriz y como persona. Hoy no haría cosas que hice y quiero hacer cosas que en otro momento no hubiera hecho.

¿Cómo te impactó personalmente el tema de la trata de personas, como mujer, como madre?

Es un tema muy presente y actual, que pasó y sigue pasando. Y ya mientras leía el guión, no hubo un segundo en el que no pensara en esas familias. No digo ponerme en su lugar porque a mí me pasó que me dijeran “me pongo en tu lugar” y uno no sabe lo que los momentos así pueden ser para quienes lo viven. Por supuesto que como madre y mujer es algo que me llega y me impacta mucho, que me duele, que no puedo imaginar lo que debe ser.

Filmaste bastante afuera, ¿encontrás muchas diferencias entre cómo se trabaja en un lugar y otro?

Tuve la posibilidad de trabajar en Estados Unidos, hice una película, publicidades, y la verdad es que en Argentina no tenemos nada que envidiar: acá se trabaja como se trabaja afuera, con excelentes equipos, infraestructura, las mismas técnicas, los mejores profesionales. Y eso se ve en el nivel de nuestro cine, así como en tele y publicidad.

Cuando te hacen una propuesta, ¿qué ves para decir que sí y qué ves para decir que no?

Cuando me llega un libro y hay escenas que por ahí son más jugadas, siempre le pregunto al director cómo va a hacer determinadas cosas. No tengo un no antes de leer un guión, si es esa la pregunta.

Difunden el trailer de la peli que filmó Luisana Lopilato en San Martín de los Andes

¿Y lo conversás con Michael?

Sí, claro, conversamos todo. Somos una familia y en casa se charlan las cosas y se tomas decisiones todos juntos, pensando en lo mejor para todos. Y así nos organizamos también: cuando él tiene que trabajar yo lo acompaño para que podamos estar todos juntos, y cuando yo tengo que trabajar él me acompaña a mí. Nos movemos así desde siempre.

¿Hay celos o competencia?

No, para nada. Somos una familia. Michael es mi familia, jamás hubo competencia.

¿Cómo se preparan para recibir a la nena?

Bien, muy bien, si venía el tercer varón no pasaba nada, pero me encanta que sea una nena. Así que muy contenta.

Se está hablando de que Casados con hijos volvería a la tele o que podría hacerse en teatro. ¿Estarías ahí?

Me lo preguntaron todos estos días porque sé que se está hablando de eso, pero la verdad es que a mí no me llegó nada todavía. Ni tampoco puedo pensar ahora en qué podría hacer. Tendría que ver cuál es el proyecto y cómo encaja eso con mi vida. No puedo hablar así en el aire. Para mí todo es paso a paso, momento a momento. Ahora, el estreno de la película y, después, otra vez la maternidad.

P26-F01-lopilato1.jpg

--> Basada en la novela Cornelia, con San Martín de los Andes como escenario

Hace 14 años, Cornelia Villalba viajó de viaje de estudios a San Martín de los Andes. Una noche, decidieron escaparse a bailar pero ese día sus vidas cambiarían para siempre: la joven desapareció y no regresó. Hoy Pipa, su mejor amiga y compañera en aquel viaje, convertida en policía, decide descifrar lo que ocurrió. Obsesionada por el pasado, comienza a armar el rompecabezas que la lleva a pensar que lo que pareció un accidente pudo haber sido un plan.

El film que se estrena el jueves está basado en la novela Cornelia, de la periodista Florencia Etcheves y dirigido por Alejandro Montiel (Abzurdah y El hilo rojo). “Esta historia es absolutamente de ficción, pero lo que existe es la mecánica criminal de la trata de mujeres para explotación sexual. Empecé a escribirla en 2015 y decidí elegir este tipo de violencia porque muchas creemos que a nosotras, nuestras amigas, hijas y sobrinas, no podemos ser víctimas. Cubrí cantidad de juicios del tema, conozco a las familias, víctimas, fiscales y a las personas que trabajan con víctimas de trata. Y eso es lo que tomé”, remarcó Etcheves.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído