Más de 35 operativos por pedofilia en todo el país: hubo allanamientos en Neuquén y Río Negro

Los procedimientos se realizaron además en la Ciudad de Buenos Aires, localidades del conurbano bonaerense y en las provincias de Santa Fe, Corrientes, Córdoba, Santa Cruz, Mendoza y Chaco.

La Justicia realizó hoy 35 allanamientos simultáneos en varios lugares de la Argentina, en el marco de una acción internacional de lucha contra la pedofilia denominada Operación Rina, iniciada en Alemania. En la región, hubo allanamientos en Centenario y algunas localidades de Río Negro.

Los procedimientos se realizaron en la Ciudad de Buenos Aires, localidades del conurbano bonaerense y en las provincias de Santa Fe, Corrientes, Córdoba, Neuquén, Santa Cruz, Río Negro, Mendoza y Chaco.

Durante los procedimientos, fueron identificados posibles implicados en los hechos investigados y se secuestró gran cantidad de computadoras, dispositivos de almacenamiento y discos rígidos portátiles y otros elementos que indican el desarrollo de la actividad ilícita investigada, para su investigación.

Interpol Wiesbaden, de Alemania, fue la que puso en conocimiento a las autoridades locales sobre la posible existencia de una red delictiva vinculada a la pornografía infantil en la Argentina, denuncia que fue tomada por Daniela Dupuy, titular de la Fiscalía especializada en Delitos Informáticos de la Ciudad de Buenos Aires.

Los procedimientos en todo el país contaron con la colaboración de la División Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia de la Policía Federal Argentina.

La investigación criminal, según un comunicado oficial, se originó en la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (Bundeskriminalamt) que detectó, al efectuar búsquedas de archivos de pornografía infantil en la red eDonkey 2000, muchos clientes ofrecían copias de un archivo de video de contenido pornográfico infantil en la red mencionada.

Se identificó el link ed2k de los archivos en cuestión y a través de la red se verificaron los IP involucrados en los distintos incidentes de tráfico, lo que permitió establecer qué cliente y en qué domicilio se habrían almacenado las imágenes pornográficas en las que aparecían menores de edad, las que luego se compartieron y distribuyeron con el resto de la comunidad a través de la red.

"La pornografía infantil es una actividad sumamente grave, en la cual la extensión del tráfico de material y producción de contenidos de pornografía vinculada a los menores se vio claramente facilitado por las nuevas tecnologías", señaló la fiscal Dupuy.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído