El clima en Neuquén

icon
10° Temp
65% Hum

MasterChef: el error de María O'Donnell que complicó al resto de los participantes

Dado que todos debían preparar seis platos iguales, la periodista usó un elementos que no estaba en la mente de los demás concursantes, lo cual le terminó costando carísimo a todos.

Los participantes de MasterChef celebrity nuevamente tuvo una noche para el olvido. Es que Sol, Claudia, María, Georgina, Gastón y Cande debían preparar seis platos iguales, con los mismos ingredientes, lo cual, al final el desafío, no terminó ocurriendo.

Dado que todos no podían ingresar al mercado, los concursantes definieron que María, Gastón y Sol fueron los encargados de conseguir los ingredientes, previo a haber definido que comida elaborarían. Fue allí donde la ex Chica del Clima tomó protagonismo, ya que ella fue quien decidió cocinar un ojo de bife, con una croute de chorizo y una reducción de aceto. En tanto, entre todos -en realidad fue mayoría dado que la Gunda pidió incorporarle coliflor- acordaron acompañar la carne con un puré de papa, lo cual luego se convirtió en una “crema” a partir de un error de O’Donnell.

Te puede interesar...

La periodista utilizó el mixer para esa preparación y obligó a que el resto de sus compañeros hiciera lo mismo para poder cumplir con la consigna.

Si bien Sol tomó el liderazgo por momento, también hicieron lo propio María y Claudia, por lo cual, muchos se vieron completamente confundidos. Como producto final, y teniendo en cuenta que el plato de Pérez era el que todos debían imitar, ninguno se parecía entre sí.

Desde el comienzo, el jurado integrado por Germán Martitegui, Damián Betular y Donato de Santis disfrutó cómo los participantes no lograban encausar sus preparaciones, pero a la hora de juzgar, fueron realmente duros.

Embed

El primero es pasar a las degustaciones fue Gastón, que no tenía la reducción del aceto, lo que provocó el primer enojo del jurado: “Yo quiero saber cómo es el plato de referencia al cual todos tienen que ser iguales”, objetó Martitegui.

Desde su estación, Sol se hizo responsable de la autoría intelectual a medias y dio una explicación que descolocó al jurado: “Yo me hice cargo de la carne y de la costra, que no es una costra dura, tiene que ser blanda, es una pasta”. Ante tanta confusión, el trío amagó una retirada. “Es una pasta blanda. No es un croute”, corrigió la conductora, apoyada por el resto de los participantes en modo colegio secundario.

A su turno, Cande no la pasó mejor. Es que su reducción de aceto se asemejaba a la brea, aunque su punto de cocción fue el mejor de la noche.

Embed

Betular preguntó por el padre o madre de la crema de papa, y la actriz cerró filas en el grupo: “No existe, es como una idea en un equipo creativo de publicidad”, respondió. “Lo que más me molesta es todo este conventillo en el que nadie se puso de acuerdo ni siquiera con el nombre, y es medio un papelón”, remató Martitegui.

La Gunda tampoco tenía nada para decir sobre la crema de papa: “Fue un salvataje que hicimos entre todos, porque no teníamos para hacer un puré”, declaró la actriz, que lamentó que no hubieran escuchado su sugerencia de agregarle coliflor.

Embed

A su turno, María habló de una creación colectiva: “Yo alguna intervención en la cadena tuve, pero no creo ser la madre”, confesó la periodista, que fue la que mejor logró la croute. Tampoco Georgina se hizo cargo de la preparación en base a papa que a esa altura, desde puré y hasta emulsión, había pasado por todas las formas y definiciones posibles.

Las miradas apuntaban a Sol Pérez. El conductor Santiago del Moro la recibió como el plato original y la ex chica del clima asumió su parte: “Yo me hago cargo de la carne y para bien o para mal, el pan de chorizo colorado, es mío”, reconoció refiriéndose al croute, una de las polémicas de la noche. “Después, del resto seguí órdenes. Yo no me voy a hacer cargo de todo. Soy sincera, soy justiciera pero no soy buchona”, agregó, abriendo el abanico de las responsabilidades.

Embed

Donato lapidó la elección y la elaboración de la croute. Germán objetó el corte del bife y preguntó por el responsable del resto del plato. “No importa”; respondió la conductora siguiendo la misma línea testimonial. Al fondo, la Gunda levantó la mano provocando más enojo del jurado: “No son una mafia que se defienden entre ustedes”, estalló Martitegui.

“Tratamos de hacer lo mejor entre todos”, alegó la participante, que viene de un hecho polémico que el chef se encargó de recordar. “Está todo grabado, Gunda. Vos lo sabés”. “Si yo soy la madre, María es el padre”, confesó la actriz en el back, buscando ampliar las responsabilidades. “No era que yo la que estaba dirigiendo”, agregó. En medio de semejante confusión, Sol pidió perdón por su parte de culpa y el jurado pasó a la instancia de las deliberaciones.

Embed

Con poco le alcanzó a María O’Donnell para llevarse la medalla de oro y emparejar el conteo de cara al domingo de eliminación: todos quedaron con una a excepción de la Gunda, que por su castigo deberá competir directamente en el desafío por la permanencia.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
15.384615384615% Me gusta
61.538461538462% Me da igual
23.076923076923% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario