El clima en Neuquén

icon
Temp
46% Hum

MasterChef: la noche en la que los Casi Ángeles se enfrentaron por un lugar en el balcón

Cande y Gastón se enfrentaron en un segundo desafío de la noche del jueves, con el cual, el ganador obtendría inmunidad para el domingo.

En la emisión de este jueves de MasterChef, los ex Casi Ángeles, Cande y Gastón, se enfrentaron en un duelo atípico, para conseguir el único lugar que había en el balcón, con lo cual también evitaban el domingo de eliminación.

Todo comenzó con una prueba que tenía como ingrediente central la cebada, con la que los cuatro semifinalistas -a los jóvenes actores se sumaban Sol y Georgina- debían preparar un platillo en tan solo 45 minutos. Tras haber ido al mercado, la dificultad del desafío se basaba en que ante cada sonido de una chicharra, cada uno de ellos debía buscar una caja de madera (las cuales estaba repartidas en todo el estudio) y tomar los ingredientes que habían en ellas, los cuales tenían que utilizar sí o sí en su preparación.

Te puede interesar...

Dado el poco tiempo, todos sortearon diferentes dificultades, pero finalmente se terminaron imponiendo en la prueba los ex Casi Ángeles.

Sin embargo, el programa no quedó ahí dado que Donato, Damián y Germán aún tenían otra prueba para los ganadores, con la cual, uno de ellos obtendría inmunidad para el domingo; mientras Georgina y Sol tomaban su delantal negro. “Hoy la amistad queda afuera. Somos competidores, es él o yo”; desafió Candela detrás de cámara, a lo que Gastón replicó: “No sé qué hay que hacer, pero lo quiero ganar”.

Embed

Lo que había que hacer estaba oculto en la caja misteriosa del balcón. Al abrirla, se encontraron con una sepia, un molusco de la familia de los cefalópodos, similar al calamar. El plato, era de elección libre con los ingredientes que disponían en la mesada. El tiempo, apenas 25 minutos. Para sumar más dificultades y adrenalina al asunto, el jurado se declaró en huelga y no brindó su asesoría a los participantes. “Hoy no estamos para responder, estamos para escuchar”, resumió Betular.

A falta de los jurados, Sol y Georgina ayudaron en lo que pudieron a sus compañeros, con ánimo y pequeños tips para superar la presión. A pesar de las dificultades, pudieron llegar a tiempo con los platos y enfrentaron las devoluciones con esperanzas fundadas. Primero pasó Cande, que preparó una tortilla de espinaca y perejil, sobre una mayonesa de pimentón con una sepia frita y unos tomates frescos. Su evaluación fue agridulce. La emulsión fue “un cohete de acá a la luna”, según Donato, que definió el plato como una “manada de simpleza”.

Embed

Luego se acercó Gastón llevando una sepia salteada con ajo y pimentón, papas fritas y emulsión de tomate, ajo y limón. Al revés que su amiga, su fuerte estuvo en los sabores del plato más que en la emulsión. “Están compitiendo a la par con Candelino”, felicitó Donato. “Nos llena de orgullo que hayan evolucionado tanto”, apuntó Germán. Pero solo había un lugar en juego y el elegido fue Gastón que tendrá un domingo tranquilo. Desde el balcón, mirará cómo se pelean Sol, Georgina y Candela para acompañarlo en el podio de la segunda temporada de Masterchef Celebrity.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
50% Me gusta
30% Me da igual
0% Me aburre
20% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario