El clima en Neuquén

icon
27° Temp
25% Hum
La Mañana madre

Matan a una joven porque su madre no quiso vender droga en la cárcel

Ocurrió en Rosario. El crimen fue dirigido desde la cárcel por un jefe narco que pagó $ 30.000 a los asesinos.

Una joven de 21 años fue ejecutada en su casa por dos sicarios y la investigación de la Fiscalía reveló que el crimen fue ideado desde la cárcel por el jefe de un grupo narco de Rosario, Santa Fe, quien le pagó $ 30.000 a los asesinos a sueldo para que mataran a la chica en venganza de que su madre se negó a vender droga para su banda.

El homicidio ocurrió el 13 de octubre pasado, en el barrio Tablada. Dos sicarios, identificados como Iván Ariel "Lolo" Gutiérrez y Fabián Alejo Domínguez, acudieron en moto a la casa de la víctima, llamada Mariel Lezcano, quien cumplía prisión domiciliaria por una condena a seis años en una causa vinculada al comercio de estupefacientes, y le dispararon en la cabeza y en la cadera. Mientras Domínguez, el autor material del crimen, intentó escapar por los techos y fue detenido finalmente por la Policía; su cómplice, de 18 años, fue arrestado el miércoles pasado. Ambos quedaron imputados con prisión preventiva como coautores del crimen de Lezcano.

Te puede interesar...

El fiscal Gastón Avila continuó con la investigación y descubrió que el capo narco Alan Funes, preso en la cárcel federal de Ezeiza, fue quien planificó el ataque. El dato particular de la investigación es que en el juicio en el que Lezcano fue condenada, también fue sentenciado a nueve años de prisión Funes, acusado ahora de instigar el homicidio de la chica, que tenía un hijo de tres años, y también procesado por otros homicidios y asociación ilícita.

p14-f01b(SCE_ID=558274).jpg
El homicidio ocurrió en Rosario. La madre de la joven se había negado a ser dealer en la cárcel.

El homicidio ocurrió en Rosario. La madre de la joven se había negado a ser dealer en la cárcel.

De acuerdo a la evidencia encontrada en un teléfono celular de una hermana menor de Funes, el recluso pagó $ 30.000 pesos a Gutiérrez y Domínguez para matar a Lezcano. "A mi madre la amenazaron con que si no vendíamos droga para ellos, nos iban a volar la gorra", dijo a los medios una hermana menor de la víctima, que apuntó a la banda de los Funes. A su vez, Giselle, la madre de Mariel, confirmó la amenaza y agregó: "No los denuncié por miedo y por ese miedo, mataron a mi hija". "A mi hija la metieron en una causa por juntarse con una chica que trabajaba para los Funes. Pero Mariel no tenía problemas con nadie, nunca estuvo presa", sostuvo.

Madre imputada por un ataque

A menos de dos semanas del asesinato de su hija Mariel Lezcano, su madre Giselle fue imputada este lunes por participar del intento de homicidio de un joven que el año pasado sobrevivió a tres disparos de un sicario en Rosario.

El tirador fue arrestado cuando huía con el arma en una mochila y al peritar su celular, se descubrió que el atentado había sido ordenado una hora antes desde la cárcel por Brian Ismael "Pocha" Sánchez, condenado por tres homicidios y otros dos intentos. En la evidencia también aparecía Giselle, quien fue imputada como partícipe necesaria de un intento de homicidio calificado por promesa remuneratoria. Si bien la investigación es separada, el caso evidencia la trama de alianzas rotas y disputas ligadas al narcomenudeo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario