Mató a su vecina porque una pelota cayó en su patio

Una mujer fue asesinada delante de sus hijos y de sus amiguitos.

Parece un relato irreal. Pero fue cierto. Y fue una verdadera tragedia. El jueves, mientras caía la tarde en Santa Fe, los hijos de Gisela y sus amiguitos jugaban al fútbol en la puerta de su casa, ubicada en Lavalle al 8100 de la capital santafesina. De pronto, la pelota se fue a la casa de la vecina lindera y, aunque parezca mentira, ese simple hecho desencadenó la locura y el horror.

La dueña de la casa se negaba a devolverles la pelota a los chicos. Por eso fue Gisela a pedírsela pero no pudo lograr que cambiara de parecer. Enojada por la actitud, Gisela volvió a su casa resignada. En ese momento, su vecina empezó a insultarla y a arrojarle piedras a la casa. Todo a la vista de los niños. Gisela salió de su vivienda para pedir que detuviera ese ataque pero la situación fue peor. Le clavaron una puñalada en la espalda y luego una seguidilla de puntazos en distintas partes del cuerpo terminaron con su vida. En total fueron ocho heridas cortantes las que sufrió delante de sus hijos y los demás nenes. La vereda que hacía minutos veía jugar a niños se convertía en un oscuro espacio de muerte y desesperación.

Te puede interesar...

Gisela Aguirre, de 33 años, fue trasladada por los vecinos. Ellos mismos la llevaron al hospital José María Cullen pero la víctima de semejante ataque ingresó sin signos vitales. Testigos del episodio señalaron que la agresora, una mujer de 28 años, atacó a su vecina junto con su suegra. La Policía pudo dar con dos cuchillos que serían los que las mujeres utilizaron para matar a la joven madre. A raíz de esto, durante la madrugada de ayer, vecinos enfurecidos por el asesinato incendiaron la casa de las atacantes provocando destrozos totales.

“Vivían trabajando ella y su marido para que le quiten la vida de una manera terrible. Ahora nosotros no queremos más a esta gente en el barrio. Siempre tuvieron problemas con todos, no les gustaba que los chicos jueguen, se quejaban cuando alguien baldeaba. Eran vecinos muy problemáticos. Queremos que se haga justicia porque si no, los vecinos van a hacerlo por mano propia”, contó Vanesa, otra vecina del lugar.

Con respecto a la causa de la muerte, no hay dudas. “Un total de ocho heridas cortantes en distintas partes del cuerpo. Al menos cinco en la zona del tórax, otras en el cuello y en el ojo. Todas heridas de profundidad que le causaron la muerte”, detalló Juan Pablo Poletti, director del hospital Cullen.

La fiscal de turno interviene en el caso que, hasta el momento, tiene una sola detenida. La suegra permanece en libertad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído