Médica trucha estafó a fieles evangélicos con lentes recetados

La Sociedad Oftalmológica de Neuquén la denunció penalmente.

GUILLERMO ELIA / policiales@lmneuquen.com.ar

Denunciaron a una médica trucha que se aprovechó de feligreses evangélicos en Centenario y Plottier. Mediante un acuerdo con el pastor de la iglesia armaban una jornada de atención gratuita en oftalmología y aprovechaban para vender lentes de extraña procedencia y en negro. Toda la actividad que realizaban era ilegal, por eso fueron denunciados penalmente en fiscalía y administrativamente en la Subsecretaría de Salud.

La maniobra fue constatada por la Sociedad Oftalmológica de Neuquén (SON).

Te puede interesar...

Anabel Larrañaga, presidenta de SON, explicó a LMN que descubrieron el accionar de la supuesta médica por anuncios que hacían iglesias evangélicas, de Centenario y Plottier, en Facebook.

“Lo promocionaban como una campaña de salud visual a cargo de la Asociación Civil Amigos Siempre Amigos y anunciaban que iban a revisar a personas con glaucoma, presión ocular, fondo de ojo y hasta ofrecían la entrega de certificados escolares, pero en el fondo todo era un negocio”, advirtió la reconocida oftalmóloga.

Ante este anuncio, el pasado 9 de enero, la presidenta de SON junto con la escribana María Guillermina Pelaez concurrieron a la iglesia evangélica ubicada en calle Primero Pobladores al 100 de Centenario.

p12-f01a-denuncia-medica-trucha-centenario.jpg

En el lugar habían montado una sala de espera en el salón principal donde había unos 35 feligreses entre adultos y niños. Además de una suerte de cubículos donde atendían a las personas y una mesa grande donde vendían lentes.

La médica a cargo, que nunca exhibió matrícula, no permitió que los supuestos oftalmólogos que atendían al público fueran entrevistados y no demostró que eran profesionales de la salud.

p12-f01b-denuncia-medica-trucha-centenario.jpg

“De hecho, nos hicieron pasar a una pequeña oficina donde nos tuvieron como media hora charlando con el pastor, al que le explicamos que lo que se estaba haciendo no sólo era ilegal sino riesgoso para la salud de las personas. Pasada esa media hora, cuando salimos, se habían ido todos, desde las personas hasta los supuestos oftalmólogos y la médica. ¡Una vergüenza!”, confió Larrañaga.

Dentro de las irregularidades detectadas se pudo dar cuenta que el espacio, es decir, la sede de la iglesia, no está habilitada para la atención médica, los supuestos profesionales que atendían no exhibieron matrícula ni nada que acreditara su experticia y los lentes se comercializaban sin cadena de trazabilidad, no se daban recetas selladas y no entregaban comprobante de venta.

p12-f01c-denuncia-medica-trucha-centenario.jpg

--> ¿Curanderismo o charlatanismo?

Según reza la denuncia, de acuerdo a lo que establece el Código Penal, de no poseer título habilitante la persona estaría incurriendo en el delito de curanderismo, y de poseer título de médica generalista caería en el delito de charlatanismo o abuso de título legítimo y de ejercicio ilegal de la medicina.

Lo que está en riesgo en estos casos es la salud de los propios pacientes que es un bien de que debe ser tutelado y garantizado por el Estado.

Larrañaga: “Se aprovechan de gente de bajos recursos y eso da bronca”

Desde la Sociedad Oftalmológica de Neuquén (SON) contactaron al abogado Hernán Kees y el jueves presentaron la denuncia en el Ministerio Público Fiscal por usurpación de títulos y ejercicio ilegal de la medicina.

p12-f02-larrañaga-oftalmologia.jpg

“Decidimos denunciar porque lo único que buscaban con esto era sacar un rédito económico disfrazando la actividad con una obra de caridad”, confió Anabel Larrañaga titular de SON.

“Da bronca porque se aprovechan de gente de bajos recursos a los que engañan con la atención gratuita para después venderles lentes sin trazabilidad ni responsabilidad. Si a estas personas esos lentes les quedan mal o les molestan no tienen dónde reclamar. Está claro que encontraron en estas iglesias un hueco para hacer su negocio”, dijo indignada la profesional.

“La supuesta médica que estaba a cargo y que denunciamos nos dijo que era médica clínica especialista en rehabilitación, pero nunca mostró nada que lo acreditara. Después chequeamos por su nombre si estaba matriculada y saltó que no existe”, confió Larrañaga.

La profesional confió que SON tiene personería jurídica y es parte del Consejo Oftalmológico Argentino. En cambio, la Asociación Civil Amigos Siempre Amigos, que fue la que convocó para esa jornada de atención, no se sabe de dónde son y si tienen o no personería.

“Ante esta situación nos acercamos a hablar con la gente y les ofrecimos atención gratuita en nuestros consultorios donde hay profesionales habilitados y matriculados. Hay que tener en cuenta que esta maniobra pone en riesgo la salud de la gente. Encima, nos enteramos de que hicieron la misma maniobra en otro centro evangélico de Plottier”, concluyó Larrañaga.

LEÉ MÁS

No cayó, pero los grabó: así operan los estafadores telefónicos

Los atraparon en la Ruta 22 con carnets truchos de Neuquén

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído