Según información aportada por el jefe de la Unidad de Extranjería de PDI, comisario Claudio Bravo, se trata de un ciudadano argentino individualizado como J.C.D.A. (21) y una chilena de 17 años que, al no contar con las autorizaciones para que la menor saliera del país, adulteraron poderes notariales, copiando uno anterior, reproduciendo firmas y estampando sus impresiones dactilares de modo de darle más veracidad al escrito. Cuando realizaron la fiscalización respectiva, los detectives se percataron de las irregularidades e inconsistencias existentes en los papeles utilizados.

El comisario también señaló que el argentino y la menor chilena mantienen una relación sentimental y que pretendían cruzar con estos poderes que ellos mismos habían falsificado, “por cuanto la adolescente carecía los permisos familiares para poder abandonar del país”.

Agregó que la menor quería seguir a su pareja “pero, al no contar con la autorización de sus padres, recurrieron a falsificar estos documentos”. Y dijo que el argentino había residido en Chile, pero actualmente se encontraba en calidad de turista y ambos provenían de la ciudad de Santiago.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído