Millonaria inversión de Comarsa en Vaca Muerta

Destinará 200 millones de pesos a su nueva planta de tratamiento en Añelo.

NEUQUÉN
Con una inversión de 200 millones de pesos, la empresa de tratamiento de residuos petroleros Comarsa se instalará en Añelo. La firma ya desembolsó 80 millones de pesos en equipamiento para la planta, que construirá en el parque industrial de la capital del shale y que será la punta de lanza para enfocar su actividad en el epicentro de Vaca Muerta.

De esta forma, la empresa no sólo se acercará a las locaciones donde se produce la mayor generación de residuos de la actividad hidrocarburífera, sino que también podrá desarrollar sus procesos en la zona del Parque Industrial Añelo, específicamente reservada para el tratamiento de residuos y donde ya se encuentran instaladas otras dos empresas tratadoras.

A punto de largar
"Estamos en la línea de largada para la construcción de la planta", afirmaron desde la empresa. Comarsa ya presentó ante la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la provincia el proyecto técnico y el Estudio de Impacto Ambiental, por lo que sólo resta la habilitación definitiva por parte del titular de la cartera, Ricardo Esquivel, para iniciar los trabajos.

"Continuaremos ejecutando todos nuestros procesos con calidad y responsabilidad ambiental –tal como hicimos durante toda nuestra trayectoria–, a través de un equipo de profesionales altamente capacitados y especializados, aplicando metodologías de tratamiento innovadoras y equipamiento de última tecnología. Además, la experiencia que hemos desarrollado al operar nuestra planta del Parque Industrial Neuquén Oeste durante más de seis años constituye una fuente de conocimientos técnicos valiosísima", afirmaron fuentes de Comarsa.

La nueva planta de Añelo cumplirá con dos objetivos complementarios: maximizar la capacidad de tratamiento de la compañía y minimizar el stock de residuos en proceso de tratamiento.

Tecnología de punta
La novedad de la planta de Añelo es un horno de desorción térmica diseñado y fabricado en Estados Unidos, "que presenta una tecnología de tratamiento de recortes de perforación tan moderna y competente que es única en Sudamérica", según indicaron desde la empresa.

Este horno, junto con equipos de centrifugación adquiridos, representan una inversión de más de 80 millones de pesos ya ejecutada, lo cual comprende al 40% del total de 200 millones de pesos previstos para el proyecto en su conjunto.

"El horno de desorción llegó desde su lugar de fabricación –la planta de WWR, en Missouri, Estados Unidos– a nuestra planta del PIN Oeste en julio pasado. Su traslado es inminente, ya que está todo previsto para recibir el horno en nuestro predio del Parque Industrial Añelo", señalaron desde Comarsa.

"Siempre priorizamos la protección de nuestro ambiente en todos nuestros procesos, y ello también implica atender las necesidades de la comunidad", indicaron directivos de Comarsa durante la reunión mantenida días atrás con representantes de la sociedad neuquina para explicar los planes que llevarán adelante.

CIFRA 40 por ciento de la inversión ya desembolsó Comarsa. A mitad de año llegó a Neuquén un flamante horno de desorción térmica, que junto con equipos de centrifugación, significó el desembolso de más de 80 millones de pesos, lo cual equivale al 40 por ciento de la inversión global que demandará la planta de tratamiento de Añelo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído