El clima en Neuquén

icon
Temp
88% Hum
La Mañana playa

Mirá la espectacular obra en la playa para homenajear a Severiano Ballesteros

A diez años de su muerte, se montó una ingeniosa obra de arte en la arena de uno de los escenarios donde el gran Seve, uno de los mejores golfistas de todos los tiempos, hizo historia.

Un día como hoy hace diez años se moría Severiano Ballesteros un genio del golf que popularizó este deporte en España y se ganó el reconocimiento internacional. Y entre tantos homenajes, el más impactante tuvo lugar en la playa...

Luego de una lucha irreversible contra un tumor cerebral Seve falleció a los 54 años en una mañana lluviosa en su casa de su pueblo natal, Pedreña (Cantabria), y dejó una huella imborrable, por su estilo, estirpe de campeón y personalidad.

Te puede interesar...

Ganador de cinco grandes torneos (dos Masters de Augusta y tres Open Británicos) y de revolucionar la Copa Ryder para que Europa doblegara a Estados Unidos, quedan como testimonios de su paso por el profesionalismo.

Cerca de su Pedreña, en la playa de Somo el gran deportista español empezó Seve con diez años a pegar sus primeros golpes con un hierro 3, que le había hecho su hermano Baldomero, al tiempo que hacía de caddie en el club de la localidad.

El golfista cántabro se ganó, más allá de los importantes trofeos que obtuvo el reconocimiento de los aficionados del golf mundial, sobre todo en Gran Bretaña, donde era también ídolo. En las últimas horas se conoció un impactante homenaje que le hicieron en la playa, con su figura:

https://twitter.com/PacoAlemanGolf/status/1390677245228879874

A su despedida asistieron personalidades de todos los ámbitos además de su deporte. En el funeral, que tuvo lugar en Pedreña, estuvieron Nick Faldo, Ian Woosnam, Sam Torrance, Bernard Gallacher o Colin Montgomerie, pero también muchos otros que nada tenían que ver con el golf como Miguel Indurain, Michael Robinson, Ramón Calderón, Emilio Butragueño o Enrique Ponce. Y junto a la familia, porque era como su hermano, estuvo su inseparable amigo y compañero José María Olazabal.

Seve logró que un país como España incrementase exponencialmente el número de licencias de golf y también que la Ryder se disputara fuera de Gran Bretaña para que la pudiera disfrutar todo el Viejo Continente. La primera que no se disputó en suelo británico fue en Valderrama (Cádiz) en 1997, y como guinda el bando europeo estuvo capitaneado por Ballesteros.

Ballesteros tuvo, además, tiempo para el diseño de campos. Una treintena de recorridos a lo largo del mundo llevan el sello de su empresa Golf Course Design.

El espíritu del gran Seve sigue presente gracias a la labor de su Fundación, que honra la vida y la trayectoria del golfista, preserva su legado, apoya avances en la investigación oncológica y promociona el golf y sus valores entre niños y jóvenes.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario