El clima en Neuquén

icon
Temp
89% Hum
La Mañana mujer

Murió ahorcada luego de que su bufanda se enganchara en una máquina amasadora

La mujer de 67 años, se encontraba preparando tapas de empanada para vender, estaba sola. Murió por asfixia. Ocurrió en Mar del Plata.

Una mujer de 67 años murió ahorcada luego de que la bufanda que llevaba puesta se enganchara en una máquina de amasar industrial en Mar del Plata. Se encontraba sola y fue un vecino quien advirtió que la puerta del lugar estaba abierta. Cuando entró, se encontró con el cuerpo de la víctima y llamó al 911.

Lo que era un día más de trabajo para Marcelina Rivera, preparar tapas de empanadas para su comercialización en una vivienda -ubicada en la calle La Pampa al 500, del barrio Villa Primera-, se convirtió en una fatalidad que terminó con su vida.

Te puede interesar...

Según informaron fuentes policiales, la mujer se encontraba sola, y aparentemente, al encender la máquina amasadora utilizada para la preparación, la bufanda que tenía puesta se trabó de manera accidental dentro del artefacto, sin que ella pudiera hacer nada para liberarla, lo que produjo la muerte por asfixia.

Mar del Plata. Murió al enganchar su bufanda con una amasadora.

La policía fue alertada por un vecino, quien encontró la puerta abierta y a la mujer muerta. Efectivos de la Comisaría 4° y una ambulancia se presentaron en el lugar. Allí, el personal médico constató la muerte por asfixia. También colaboró en el operativo la Policía Científica.

La fiscal Romina Díaz, titular de la UFI 6, dispuso la realización de la autopsia por tratarse de una muerte violenta. La causa fue caratulada hasta el momento como “muerte por accidente”.

Amasadora.

Antecedente

Por más que el fatal accidente de la marplatense parezca insólito, hace un mes ocurrió algo similar La Matanza cuando una mujer se enganchó el pelo en una máquina y murió. La víctima tenía 21 años y perdió la vida en una fábrica de juntas de motovehículos, luego de que se le enganchara el pelo en un engranaje de la máquina con la que trabajaba.

Rubén Alegre, el dueño de la empresa, fue quien encontró el cuerpo de la víctima, identificada como Rocío Décima, tirada en el piso de la fábrica. Según explicó, a la joven se le enganchó el pelo en uno de los engranajes y se golpeó la cabeza con mucha violencia. Apenas la vio, el empleador llamó al 911, pero cuando llegaron los oficiales la joven ya había fallecido.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario