Nahir declaró y el fiscal no le creyó: pidió perpetua

Entre ríos. En sus dos horas de declaración, Nahir Galarza no pidió perdón. Pero sí insistió varias veces en que no quiso matar a Fernando Pastorizzo y que los dos disparos que el chico de 20 años recibió en plena calle la madrugada del 29 de diciembre de 2017 no fueron intencionados. “Ninguno de los dos tuvo tiempo a nada. Fue un accidente”, afirmó.

La joven sostuvo la misma versión que había dado en su segunda declaración policial. Contó que esa noche fue a la casa de Pastorizzo con un remís a buscar un cargador de celular, volvieron a su casa y allí tuvieron sexo, luego él le recriminó por sus relaciones con otros chicos. La arrastró por las escaleras, la insultó y le dijo que era una depresiva, una palabra que él sabía que a ella le molestaba. Después tomó el arma del padre de Nahir, que estaba arriba de la heladera. “Me apuntó a la panza y me dijo que no dijera nada, que no gritara porque iba a matar a alguien”. “Le saqué el arma y él se dio cuenta. Entonces frenó la moto, nos caímos los dos, me levantó y quedé aturdida”. Luego, hubo un disparo y después el otro.

Tras las declaraciones, el fiscal pidió que Nahir sea condenada a perpetua por el crimen doblemente agravado por el vínculo, y la querella solicitó la misma pena, pero por alevosía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído