Icono de Alerta

Mañana para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número par (0, 2, 4, 6, 8)

LMNeuquen Neuquén

Neuquén misterioso: el toro del Arroyo Durán, el Tué-Tué y el cuero vivo

Criaturas sobrenaturales que viven en la memoria de quienes acompañaron el crecimiento de la ciudad.

Por Santiago Rosa

En la década del 50, cuando la ciudad de Neuquén cumplía ya medio siglo, muchos casos de los que hoy podríamos clasificar de sobrenaturales estaban lejos de aparecer en las crónicas de la época, permaneciendo sin embargo inalterados en las memorias de muchos vecinos, que a pesar de haber sido niños por entonces, mantienen recuerdos con espeluznantes detalles.

Te puede interesar...

Como en el caso del Viborón (o culebrón) los barrios más alejados de la ciudad y sobre todo los más cercanos a las zonas ribereñas, fueron escenarios de historias de leyendas, misterio y apariciones singulares.

En el libro Seres Sobrenaturales de la Cultura Popular Argentina en donde el autor, el antropólogo Adolfo Colombres, describe innumerables criaturas de leyendas pertenecientes a las diversas geografías de nuestro país, menciona una “aparición” netamente urbana, haciendo referencia a “La Chancha con cadenas” un ser mítico de la ciudad, cuya referencia está a cargo, nada más ni nada menos que del ilustre escritor Jorge Luis Borges.

Los barrios más antiguos de Neuquén, tal vez, por su cercanía al río, constituían esa mezcla singular de ciudad naciente y ámbito indómito, rodeada de chacras cercadas por enormes tamariscos y zonas anegadizas donde la fauna, la flora y el entorno todo se resistían a convertirse en una ciudad de cemento y mucho menos de asfalto.

“De chicos íbamos a pescar, a tirar con la onda y a divertirnos allá por el Arroyo Durán en la zona de La Castellana, pero todos sabíamos que cuando oscurecía podía aparecer El Toro de Arroyo”, contó a LM Neuquén un vecino de la zona que prefiere que su nombre no se difunda pero que fue testigo del misterio. “Todos hacíamos bromas con eso, aunque sabíamos bien que cuando bajaba el sol, muchos habían tenido que salir corriendo del bravo toro que no se parecía a ningún otro animal de los que criaban los vecinos de las chacras de la zona”, agregó .

Los que lo habían alcanzado a ver y se animaban a contarlo, dicen que a lo lejos se veían dos ojos más grandes que los de un toro común y corriente y que lanzaban llamaradas al mirar desafiando de lejos a quién andaba por ahí a esas horas. Muchos contaron que fueron perseguidos y que hasta alcanzaron a escuchar los bufidos del animal que se desapareció después, así como así, sin dejar rastro.

En Santiago del Estero, Berta Vidal contó en su libro Cuentos y Leyendas Populares de la Argentina que un toro salía del mismo barrial de Las Termas y amedrentaba a los pobladores, tanto que ninguna población se pudo formar alrededor. “Tenía dos enormes cuernos que brillaban como si fueran oro. De hecho, el nombre de la antigua localidad de Toroyaco se debe al citado animal, dado que significa Agua del Toro (Del quechua Yaco que significa agua y la conjunción con el nombre español)”, detalló.

viboron-1.jpg
El viborón es otro mito urbano de Neuquén.

El viborón es otro mito urbano de Neuquén.

El Tué – Tué y el Cuervo Vivo

“Los viejos de antes nos decían también que de noche no había que silbar porque te podía contestar el Tué-Tué que unos decían que era un pájaro del diablo o una bruja o el diablo mismo, porque era así como un buhó o una lechuza bien grandota, con las alas más grandes pero que tenía la cara de una persona, de una mujer con la cara arrugada y las chascas larguísimas. Se te aparecía de atrás y gritando así: Tué-Tué que era un grito que te dejaba sordo y que parecía que venía de todas partes”, agregó el vecino que junto a su grupo de amigos disfrutaron de una tranquila niñez llena de aventuras pero también de espantos. “Es que Neuquén no era lo que era hoy ni por asomo”, recordó sobre este misterio popular.

“También a lo que le teníamos mucho miedo y alguno lo había visto era al Cuero Vivo”, dijo. Con ese nombre se conoce en las regiones cordilleranas a un ser de las leyendas folklóricas cuya forma asemeja a un cuero de vaca que flota por las corrientes de los ríos o en las lagunas pero que en realidad tiene dos ojos saltones como los de una manta raya y una dentadura prominente a los costados del cuerpo con los que ataca y destroza a los incautos.

“Uno los muchachos contó que era como el cuero de un animal recién carneado que venía flotando cerca de la orilla y que si te envolvía te arrastraba hasta el fondo para ahogarte y que nunca más aparecías. Es como cuando pones en el agua pelos de crin de un caballo y se mueven y se retuercen solos como si estuvieran vivos. Todos temíamos encontrarnos con el cuero”, contó.

Un oficial de policía ya retirado, comentó a LM Neuquén de manera confidencial, que durante su desempeño en la zona cordillerana neuquina eran frecuentes las historias de niños desaparecidos a quienes depositaban en un cuero de chivo que flotaba en las aguas para alimentar al monstruo, al que a la vez daban origen soltando en las orillas de los lagos pelos de este animal y al que ofrendaban con la esperanza de obtener demoníacos favores. “El cuero se replegaba y envolvía a las criaturas llevándolas con la corriente a modo de aceptación”, sostuvo.

En ciertas ocasiones podemos pensar que todas esas historias son cuentos de paisanos trasnochados en torno a un fogón en el campo o cuento de los abuelos para que el miedo genere respeto por la naturaleza pero es difícil imaginar que cosas así hayan ocurrido en una ciudad.

De las ciudades son más propios los fantasmas, las casas encantadas, pero aquellos primeros barrios de Neuquén tuvieron sus historias y sus testigos que aseveran haber visto lo que vieron y es que un poco aquella historia de amor de esos ríos del Limay y del Neuquén siguen rumoreándonos al oído esas leyendas tan propias de su gente y del encanto que hoy parecen sólo sobrevivir en la poesía y en las canciones olvidadas de soles y arenal.

LEÉ MÁS

Misterio: el Viborón una leyenda urbana en Neuquén

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario