El clima en Neuquén

icon
Temp
70% Hum
La Mañana Neuquén

Dejó la oficina y puso la histórica sanguchería de Neuquén donde la docena trae 16

Son los sánguches de miga más pedidos en Neuquén y su dueño, Gustavo Cuenca contó su camino de esfuerzo hacia tener una marca registrada en la ciudad.

Los sánguches de miga son un placer para la mayoría de los paladares y que mejor si en el negocio donde los comprás ¡La docena trae 16! Eso es lo que pasa en "Miguitas de pan", la sanguchería que hace 13 años conquistó el paladar de cientos de neuquinos.

Detrás del mostrador de Perito Moreno 270 está Gustavo Cuenca, el creador de esta propuesta exquisita que además te conquista por el extra de sanguchitos que te llevás a casa.

En esta conocida sanguchería los sabores más vendidos dentro de los clásicos son jamón y queso, primavera, queso y huevo y salame y queso. Y además hay un montón de sabores especiales como jamón y ananá, huevo y aceitunas, jamón crudo y queso, y muchos más.

SFP Miguitas de pan sandwiches de miga (8).JPG

"Miguitas de pan" nació en agosto de 2009, su primera ubicación fue en la calle Río Negro, donde empezó todo. Allí Cuenca hizo sus primeros pasos en este rubro hasta lograr tener el comercio más buscado para comprar sánguches de miga.

De esa locación que acompañó su despegue tuvo que mudarse en la pandemia. El primer local estaba a la venta y tuvo que salir a buscar a dónde mudarse. Y por suerte encontró un excelente lugar y muy cerca del primero donde en muy poco tiempo lo volvieron a encontrar sus clientes.

La historia de la sanguchería

Como la mayoría de los negocios no fue fácil hacerlo andar. Para Gustavo Cuenca no era un buen tiempo. La crisis del 2001 le había pegado fuerte y estuvo varios meses desempleado.

De la mano de un amigo quien le dio una oportunidad ingresó a trabajar a una oficina. Y en esos pasillos nació en él la idea de poner un negocio de comidas.

Así que los dos años y medio que trabajó en esa oficina fueron para ahorrar y delinear cada detalle de lo que sería su propuesta.

SFP Miguitas de pan sandwiches de miga (3).JPG

"Después de unos años sin trabajo entré a trabajar en unas oficinas y ahí salió la idea de poner un negocio de comidas. Y ese trabajo me sirvió para poder elaborar mi proyecto y poner mi primer negocio", contó a LMNeuquén, el comerciante neuquino.

Cuenca destacó que logró alquilar el primer salón y comenzar a trabajar sin sacar un crédito. "Lo hice yo solito, sin crédito, apostando el día a día, cada peso que entraba al negocio lo volvía a poner en él. Fue difícil, pero nunca dejé de invertir", contó con orgullo.

Fueron, y aun lo son, años de mucho trabajo. De pensar en cómo mejorar cada gusto de sanguche de miga, de dar lo mejor para que crezca el comercio. "Estaba abierto siempre, a veces los domingos me pasaba horas ahí, aunque estuviéramos cerrados, me queda proyectando", recordó.

SFP Miguitas de pan sandwiches de miga (6).JPG

"La respuesta de la gente siempre fue y es muy positiva, y a aunque a veces hay críticas, nunca bajé los brazos", destacó.

Detrás de un mostrador desde niño

Pero el mostrador de "Miguitas del pan" no fue el primero en el que Cuenca estuvo. Su papá, tuvo un local de fotografía por más de dos décadas en Neuquén y él se crio ahí.

"Yo nací en el comercio, desde muy chico, mi viejo tenía un negocio de un rubro que ya está extinguido, la fotografía, y yo mamé el comercio desde chico, siempre estuve con mi viejo", recordó.

SFP Miguitas de pan sandwiches de miga (10).JPG

Aquella casa de fotografía estaba ubicada en El Bajo, en la esquina de Perito Moreno y Bahía Blanca. Y allí estuvo como 25 años. Y esos fueron los inicios como comerciante del que hoy es el impulsor de los sanguchitos de miga más buscados en Neuquén.

"Ya en aquella época mamé lo exigente que es el público en Neuquén pero también tuve las herramientas para complacer esas exigencias", aseguró.

Una marca registrada

La sanguchería donde la docena trae 16 se convirtió en una marca registrada, y no solo es una manera de decir. Sino que su dueño logró registrar su nombre para evitar que otros también se quieran llevar su novedosa idea.

"Yo le había comentado la idea a mi hermano, después de investigar la gastronomía local vi que no había nada parecido y creamos la docena de 16 sánguches de miga. El slogan fue bueno y pegó. Primero me acuerdo que lo había grabado yo mismo para las publicidades, y después lo hizo una locutora y ahí sí que quedó bárbaro", recordó de los inicios de su propuesta.

SFP Miguitas de pan sandwiches de miga (11).JPG

Y para este comerciante resultó una "sorpresa" lo bien posicionada que está la marca está en Neuquén. "Y todos los clientes, por más que a veces me engañan y se van a probar otros siempre vuelven", contó entre risas.

Para llevarse la docena de 16 sánguches de miga llegan clientes de Bariloche, San Martín de los Andes, Rincón de los Sauces, Zapala, Cutral Co, entre tras ciudades. Quizás los probaron una vez y cuando están en la capital quieren volver a saborearlos, o alguien les contó de la promo y se acercan.

Trabajo diario

Con los años el dueño de "Miguitas de pan" dejó de estar en la fabricación de los sanguches, y hoy tiene varias empleadas en esa parte del trabajo. Para él quedó toda la logística de todos los días. Arrancar muy temprano en el Mercado Concentrador para comprar la lechuga y el tomate, recorrer los demás mayoristas y frigoríficos para los demás productos que utiliza en la elaboración.

También está frente al mostrador para atender a sus clientes, tarea que hace unos años se sumó su esposa, Paola Colipan. "Si bien yo arranqué solo con el negocio ya hace varios años que lo llevo adelante codo a codo con mi esposa quien se subió al proyecto de la mejor manera", reconoció el comerciante.

Gustavo y Paola tuvieron dos niños, Valentín, de 8 años, y la pequeña Zoe de 5 meses, quienes le llevaron a su vida, y a su trabajo, mucho amor. "A la mitad de estos 13 años del negocio entró ella a mi vida y desde ahí la remamos juntos", destacó.

SFP Miguitas de pan sandwiches de miga (9).JPG

En este local la docena de 16 sánguches de miga tradicionales sale 8500 pesos y los de sabores especiales como vegetarianos, jamón y morrones, jamón y roquefort, aceitunas y huevo salen 12 mil. Los valores están por debajo de los que tienen en otras panaderías, por lo que su cualidad de económicos también es otro de sus fuertes.

Además, en la elaboración de estos sánguches de miga este comerciante encontró una táctica para poder realizar de a 12 docenas (de 16) a la vez y poder así agilizar los tiempos y optimizarlos.

El horario de atención de marzo a diciembre es de 10.30 a 22, de corrido. De lunes a sábado. Hay algunos feriados que sí abren, y otros que no, según el calendario. "Si cae a principio de mes seguro abrimos", puntualizó.

"Los clientes dicen que nuestros sánguches tienen con sabor único, que son ricos y frescos. Es que los vamos haciendo a medida que van pidiendo, es como si fuera una casa de comidas rápidas donde el cliente no espera mucho, se los hacemos en el momento y salen muy rápidos", aseguró.

SFP Miguitas de pan sandwiches de miga (1).JPG

Para este comerciante estar donde está hoy es un sueño cumplido. "Miguitas de pan" nació de mi trabajo, me puse un sueño, una meta y lo pude realizar y ya pasaron muchos años desde agosto del 2009", afirmó.

"Los precios son bajos, los compromisos son grandes. Creo que podemos mantener esos precios porque le dedico mucho tiempo a la logística de la compra de los productos, no espero en el local sino que estoy en movimiento permanentemente y puedo conseguir mejores precios", destacó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario