El clima en Neuquén

icon
37° Temp
26% Hum
La Mañana Denuncia

Payador del norte neuquino denuncia que perdió la vista por negligencia

Víctor Hugo Tapia contó lo que le provocó la demora de una cirugía que debió ser realizada de urgencia.

Un payador del norte neuquino contó en primera persona las consecuencias del deterioro de la calidad de la salud pública por falta de insumos y recurso humano en la provincia. Vítor Hugo Tapia denunció públicamente que perdió la vista de uno de sus ojos por la demora para poder realizarle una cirugía.

“Hace alrededor de 60 días sufrí desprendimiento de retina de mi ojo derecho. Concurrí al oftalmólogo de salud pública. Se me registró enseguida como que tenía que ser una operación urgente”, narró Tapia a través de las redes sociales.

Sostuvo que esa cirugía finalmente se retrasó más de 60 días. “A causa de esa demora de la operación, terminé perdiendo totalmente la visión del ojo derecho”, aseguró el músico de Chos Malal.

Según denunció, tuvo que viajar tres veces a la capital neuquina y en dos de esas ocasiones le hicieron fondo de ojo y lo examinaron. Ahí fue la primera vez que el profesional le dijo que podría perder la visión de un ojo.

denuncia- negligencia- perdió visión- ojo- operación.jpg

“En una provincia tan rica donde hay un yacimiento enorme de petróleo, donde hay minas, turismo, de todo, ¿cómo puede ser que salud pública no tenga una máquina para hacer la operación de un ojo y que la derive a una clínica? Hay un intermedio de dinero inmenso ahí. No lo digo porque sea malo, sino porque esto se tiene que terminar”, remarcó el músico.

Así, lamentó la situación que atraviesa este sector en la provincia y exclamó: "No puede ser que sigan así los que nos dirigen y que los profesionales de salud tengan que estar continuamente reclamando esto, porque va a llegar a un día en que salud pública va a desaparecer si no tienen los medios para atender a las personas”.

A su vez, el hombre remarcó la falta de profesionales que hay en el hospital de Chos Malal y dijo que en la primera capital de Neuquén sólo hay un oftalmólogo que tiene que repartirse y atender tanto en el sector privado como en el público.

“Me ha costado mucho salir adelante. Anímicamente estoy muy deteriorado, pero esto no lo hago con ánimo de ofender a nadie, a ninguna institución, a ningún profesional, sino para que no se repita con otra persona”, agregó Tapia.

Payador quedó ciego por negligencia.mp4

Señaló que el espíritu de esta denuncia pública es para prevenir y evitar que se repita. “No soy el primero que ha perdido la vista por esto, por la demora y por muchos factores más. Fui a Neuquén y salud pública ni siquiera me dio dónde hospedarme”, cuestionó.

También lo hizo para protestar por la falta de equipos y recurso humano. “Cuando la salud pública hace una marcha no hay que sentirse mal, hay que entender que están mal, porque hay muchos trabajos que son mejores remunerados que en el público”, opinó.

El músico, que suele compartir rancheras con sus seguidores, reflexionó: “Lo que me pasó a mi le puede pasar a cualquier ciudadano”. Y agregó: “Tiene que haber una forma de respeto al más humilde, que se respeten los términos y los tiempos. Ninguno es dueño del pueblo, ni los que están ni los que vendrán. Ellos están por un tiempo y se van. Tienen que servir al pueblo, salud no tendría que tener esas escaseces de medicación en una provincia donde tiene mucha riqueza y de todo tipo”.

El payador del norte neuquino añadió: “Hay que matar el odio y el resentimiento. Amo a mi pueblo, a mi gente, no quiero que nadie pase por lo que yo pasé, menos un obrero. Ojalá que en la provincia se arreglen muchas cosas para que funcione bien, como la salud”.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario