No encuentran la pistola que le robaron a una policía

La cabo, que cumple funciones en la banda, fue atacada el 25 de mayo cuando iba hacía un acto en la Jefatura. Se hicieron siete allanamientos.

Neuquén
Casi medio centenar de policías copó la toma La Familia para tratar de recuperar la pistola que le robaron a una cabo. Pese a los 7 allanamientos que hicieron, no pudieron encontrar el arma reglamentaria, aunque secuestraron una tumbera y algunos bagullos de marihuana y detuvieron a seis personas.

Cerca de las 7:30, por orden de la Fiscalía de Graves Atentados Contra las Personas, llegó a la toma ubicada en barrio Belgrano el personal de la Metropolitana y de la UESPO, que con itacas y escudos entraron a cinco viviendas.

En tanto que otro grupo hizo lo mismo en dos casas más del barrio, sobre las calles Confluencia y Copahue.

Los distintos procedimientos también tuvieron la participación de personal del Departamento Antinarcóticos y Delitos.

Aunque el arma de la policía robada el miércoles no fue encontrada, secuestraron una tumbera y varios bagullos de marihuana, que totalizaban 93 gramos. Además quedaron detenidas seis personas, entre ellas un hombre con pedido de captura.

Los procedimientos forman parte de la investigación por el asalto sufrido el miércoles por una cabo de la Policía que iba a cumplir servicio en la banda de la Jefatura.

Al pasar por el sector de la toma, sobre calle Richieri, a la altura de Vergeniazi, fue sorprendida por cuatro hombres que después de apoyarle un arma en el estómago, y mientras otro intentaba estrangularla, le robaron un par de zapatillas, una mochila y una riñonera donde llevaba el arma.

La mujer de 25 años, que cumple funciones en la banda de la Policía, esta fuera de peligro pero con certificado médico, por lo que no pudo reintegrarse a su trabajo. En tanto que se esperan más allanamientos en los próximos días para atrapar a los delincuentes.


Por una planta
Lluvia de piedras en Los Pumas

Algunas horas después de los procedimientos en La Familia, la Metropolitana y la UESPO tuvieron que volver al sector este de la ciudad. Esta vez fue por un conflicto entre vecinos originado hace unas semanas por el robo de una planta de marihuana. Según lo que trascendió, dos jóvenes intentaron recuperarla y amenazaron a un chico de 11 años. Esto desató la bronca de los vecinos que comenzaron a tirar piedras y a pedir seguridad frente a la Comisaría 19ª.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído