Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número par (0, 2, 4, 6, 8)

LMNeuquen Cipolletti

No mantenía el distanciamiento social y se armó lío

Un cliente empujó a otro y lo amenazó con partirle una cerveza en la cabeza. Ocurrió dentro de una pollería del centro cipoleño.

Momentos de tensión se vivieron en un local comercial del centro, cuando un cliente reaccionó de mala manera con otro que le pasó por atrás. Al cruzarlo dentro del comercio, le puso el brazo en el pecho, lo empujó y le dijo que mantenga la distancia de dos metros. Luego, sacó una botella de cerveza de la heladera y le manifestó: "Te la voy a partir en la cabeza".

Así obra en la denuncia policial que el damnificado luego radicó en la Comisaría Cuarta. Ocurrió alrededor de las 13 de este miércoles, en una pollería ubicada en la calle Villegas 142.

Te puede interesar...

En diálogo con LMCipolletti, Gastón, el denunciante, aseguró que no fueron sólo sus dichos, por cuanto el cliente que se violentó con él acompañó la reacción con ademanes.

"Me levantó el brazo con la botella y me dijo que mantenga la distancia porque sino me la iba a partir en la cabeza. Algo muy loco. Los que estábamos ahí en un principio pensamos que era una joda. Pero resulta que la cosa iba en serio. Así que rápidamente me retiré hacia el sector de cajas para pagar e irme", contó.

Recordó también que los dueños y clientes presentes en ese momento quedaron atónitos y sostuvo: "Debe tener problemas este señor porque no es lógico que reaccione así. Te cruzas con gente en la calle, no te vas a cruzar adentro de un comercio con limitaciones en su capacidad".

Si bien aseguró que el local "tomó todos los recaudos", dejando pasar sólo a tres personas y con barbijos; en un espacio reducido con pasillos estrechos advirtió: "Es imposible mantener la distancia de dos metros en todo momento, imposible no cruzarte".

De acuerdo a la denuncia policial, el cliente ignoró la situación para evitar que se torne más violenta, dirigiéndose a la caja para abonar los productos que llevaba. Sin embargo, en esas circunstancias, el violento se le acercó nuevamente y comenzó a increparlo.

Gastón se retiró del comercio, fue hasta su auto y llamó a la Policía. Se quedó afuera esperando que llegue el personal policial. "No corresponde que reaccione así, por lo que tiene sus repercusiones una acción como ésta", expresó.

Personal policial de la Comisaría Cuarta notificará al cliente incriminado en el hecho de las actuaciones en su contra, por una causa inicialmente caratulada como amenazas.

LEÉ MÁS

¡Atención papás! Qué tener en cuenta para las salidas

Una jauría atacó gravemente a una marinera: "Me querían comer"

Sin un techo donde dormir, pasa la noche a la intemperie

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario