Nueva tecnología israelí para los viejos tanques argentinos

Carros blindados de cuatro décadas son actualizados por el Ejército.

Las nuevas tecnologías llegaron a los viejos carromatos argentinos. El Tanque Argentino Mediano (TAM), que fue diseñado a mediados de los 70, cuando las cámaras digitales eran aún experimentales y la telefonía celular no existía, arrastra una obsolescencia de sus sistemas de control de tiro que será subsanada con la integración de dispositivos electrónicos de origen israelí. Sí, antigua maquinaria se está modernizando.

Entre las novedades, se destacan la nueva mira del apuntador que integra cámaras de video y sensores infrarrojos para operación “todo tiempo”; un sistema para el comandante que le permite rastrear blancos en 360 grados, identificarlos y comunicar esa información a la pantalla del apuntador; un sistema de cámaras que mejora la perspectiva del conductor y le permite maniobrar en la oscuridad; una computadora que permite seguir blancos en movimiento; un nuevo sistema eléctrico que hace girar la torre de manera más ágil y segura, y una unidad de potencia auxiliar que permite operar los sistemas del tanque sin consumir el combustible del motor principal.

El coronel Juan Manuel Simoncelli, a cargo del proyecto TAM 2C por parte del Ejército, dijo que “la tripulación trabaja como un equipo. El tanque permite inspeccionar todo en 360 grados, y cuando identifica el blanco sólo debe presionar el botón de comando para que la torre gire y el apuntador tenga ese objetivo designado en la mira mientras el comandante sigue buscando el próximo blanco”, destacó el militar, quien agregó: “Este sistema permite maniobrar con la misma eficacia tanto de día como de noche y a pesar de situaciones de baja visibilidad, como niebla o humo. Y con el reemplazo del sistema hidráulico original de la torre por uno eléctrico, todas las maniobras en movimiento se hacen con mucha más precisión”.

Los sistemas del tanque toman energía del motor, aunque los tanques en realidad gran parte del tiempo están quietos y encenderlos sólo para cargar baterías es consumir combustible que podría usarse para maniobras, por eso la unidad de potencia auxiliar puede mantener encendida la electrónica y preservar el gasoil para traslados. Y otra cosa que incluye este “paquete de actualización” es un mástil con sensores meteorológicos, cuyos datos van directo a la computadora, que los toma en cuenta para hacer las correcciones necesarias en la puntería. “La modernización prevé un sistema antiincendios, que junto al reemplazo del sistema hidráulico que usaba líquido inflamable y al sistema láser que detecta cuando el tanque está en la mira del enemigo, cumplen con proteger a lo más valioso: la tripulación”, agregó Simoncelli.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído