Osiris-Rex: explorando al asteroide más amenazante

La misión entró ayer a la órbita de Bennu y tomará muestras.

La NASA no descansa. Si bien festejó hace unos días el exitoso descenso del Insight en Marte y el Curiosity continúa mandando fotos de la superficie marciana, la agencia espacial se prepara para otra importantísima misión: acoplar la sonda Osiris-Rex al asteroide Bennu, para lo cual se esperaba que tuvieran contacto ayer a última hora.

Esta misión es clave, ya que el asteroide representa un peligro potencial para la Tierra porque su trayectoria indica que pasará “rozando” nuestro planeta. Algunos ya lo apodaron el “asteroide de la muerte” o el asteroide “Armageddon”, pero la página oficial de la agencia espacial estadounidense asegura que no impactará nuestro mundo y que el principal interés de esta misión inédita es científico.

Te puede interesar...

Luego de viajar durante dos años y miles de millones de kilómetros, la sonda Osiris-Rex estaba preparada para alcanzar su destino. Cuando llegue, se embarcará en una investigación de casi dos años de este grupo de rocas, haciendo un mapa de su terreno y encontrando un sitio seguro y fructífero para recoger una muestra. La nave espacial ingresó a la órbita de Bennu este lunes y tocará brevemente su superficie alrededor de julio de 2020 para recolectar, al menos, 60 gramos de tierra y rocas. Podría recolectar hasta dos kilos, lo que sería la muestra más grande, lejos de un objeto espacial, desde los alunizajes de los Apolo. La nave espacial luego empacará la muestra en una cápsula, viajará de regreso a la Tierra y dejará caer esa cápsula en el desierto del oeste de Utah en 2023, donde los científicos estarán esperando para recogerla.

Osiris-Rex

El asteroide se acerca cada vez más cada seis años y podría llegar a impactar con la Tierra a fines del siglo XXII.

Esta búsqueda de años de conocimiento empuja a Bennu al centro de una de las misiones espaciales más ambiciosas jamás intentadas. Pero la roca no es más que uno de los aproximadamente 780.000 asteroides conocidos en nuestro Sistema Solar. A diferencia de todos estos, la órbita de Bennu está muy cerca de la Tierra, incluso cruzándola. El asteroide se acerca más a la Tierra cada seis años y tiene una probabilidad relativamente alta de impactarla a fines del siglo XXII. Al mismo tiempo, el análisis de una muestra de Bennu ayudará a los científicos planetarios a comprender mejor el papel que los asteroides pueden haber desempeñado en la entrega de compuestos formadores de vida a la Tierra.

Osiris-Rex tocará brevemente la superficie de Bennu en julio de 2020.

Ahora sí despegó exitosamente el cohete Soyuz

Tras el fallido lanzamiento de octubre del año pasado, tres astronautas -una estadounidense, un canadiense y un ruso- despegaron a bordo de un cohete Soyuz ayer desde la base de Baikonur, Kazajistán, y emprendieron viaje hacia la Estación Espacial Internacional. El ruso Oleg Kononenko, la estadounidense Anne McClain y el canadiense David Saint-Jacques serán los encargados de cumplir una misión de seis meses y medio en órbita alrededor de la Tierra. Cabe destacar que el despegue se produjo luego del fracasado intento el 11 de octubre, cuando cohete Soyuz presentó una falla en uno de los propulsores de la primera etapa de la aeronave.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído