Otra tragedia en los ríos: se ahogó un mochilero en el Neuquén

Se bañaba cerca del tercer puente cuando la corriente lo arrastró. Era de Buenos Aires.

Otro chapuzón en el río terminó en tragedia para un joven turista. En este caso, la víctima fue un mochilero que había llegado desde Buenos Aires al Alto Valle e hizo un alto en su viaje cautivado por el imponente caudal del río Neuquén. Pocos días antes, otro bonaerense y un fueguino tuvieron el mismo final trágico tras zambullirse al río Negro.

Tras casi 24 horas de búsqueda, los buzos de la Policía, Bomberos y Prefectura pudieron dar con el cuerpo de la última víctima del río, un joven de 24 años oriundo de La Matanza que se tiró al agua cerca del tercer puente y no pudo salir nuevamente a la superficie. Según indicó el jefe de Protección Civil de Cipolletti, Felipe Vallejos, la zona señalada como el lugar de desaparición tiene entre 6 y 7 metros de profundidad y es una parte con mucha correntada. "Esa zona es muy peligrosa y no está habilitada como balneario", advirtió el funcionario.

En la misma línea, el comisario Luis Uribe, de la Comisaría 32, advirtió a LU19 que la zona es muy peligrosa y pidió a los vecinos que no se bañen en el lugar. "Está prohibido bañarse y es muy peligroso, no solo para quienes no lo conocen: hemos tenido casos de personas fallecidas que se criaron en la zona y sabían de la fuerza de la corriente o donde hay pozones", manifestó.

La alerta por la desaparición la realizó un grupo de jóvenes el martes por la tarde. Según mencionaron, la víctima del río se había quedado en la zona después de conocer a una joven, ya que no tenía ningún pariente en la zona. Fueron a bañarse al río, pero la correntada lo arrastró y nadie pudo rescatarlo.

Después de varios rastrillajes en el lecho del río, los buzos tácticos hallaron el cuerpo en la zona de Costa Norte, a unos tres kilómetros del lugar de la desaparición del joven. Rápidamente, el médico forense de la Policía certificó que había muerto por asfixia por sumersión, es decir, ahogado.

La Policía no confirmó la identidad de la víctima a la espera de que sus familiares arriben a Cipolletti desde La Matanza.

El joven bonaerense fue la tercera víctima de los ríos del Alto valle rionegrino en poco más de una semana, todos eran turistas que se arrojaron al agua para luchar contra el agobiante calor y no pudieron contra las corrientes muy poderosas que caracterizan a los ríos Neuquén y Negro.

El primer ahogado fue Jonathan Lara (de 21 años) quien había llegado a Allen para reencontrarse con su papá después de 20 años y durante sus vacaciones fue a bañarse a la costa de la vecina ciudad. El agua lo arrastró y murió. Su cuerpo fue encontrado en Cervantes, tras cuatro días de búsqueda.

Aún con el recuerdo fresco de la muerte de Lara, hubo otro incidente fatal en Allen. Guillermo Anderson Varela, de 26 años, oriundo de Tierra del Fuego veraneaba en la ciudad y quiso cruzar a nado El Arroyón, una zona en la que se unen dos brazos del río Negro, lo que provoca fuertes remolinos. Uno lo atrapó y no le permitió volver a la superficie.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído