Otro pulgar arriba para Darío Herrera

Estuvo a la altura de una final. Como en el Superclásico, Ángel Sánchez volvió a analizar el rendimiento del árbitro de Andacollo y aseguró que hizo un "buen trabajo". "Creo que fue un muy buen arbitraje a un muy buen partido de fútbol", sostuvo el ex juez.

Neuquén.- Ángel Sánchez volvió a levantarle el pulgar al arbitraje de Darío Herrera en la final del torneo de AFA en la que Lanús goleó por 4-0 a San Lorenzo. El ex juez internacional y actual columnista del diario La Nación y de Fox Sports consideró que el neuquino realizó un "muy buen trabajo durante todo el partido".

"Manejó muy bien los tiempos, sobre todo en lo que tiene que ver con lo disciplinario. Con la tarjeta amarilla a Maxi Velázquez puso un límite de cómo quería que se desarrollara el partido", inició el análisis el experimentado ex árbitro, quien en el último Superclásico definió al juez de Andacollo como "la figura del partido".

En el último súper Boca-River, Sánchez definió a Herrera como la figura del partido.

"Después de esa jugada manejó el encuentro muy bien, dejando jugar cuando correspondía, valorando correctamente todo lo que tiene que ver con sanciones técnicas y cuando parecía una infracción mayor a lo aconsejado intervino como correspondía", continuó Sánchez.

Se dio una final impensada, en la que Lanús noqueó a San Lorenzo muy rápido. La circunstancia en la que se dio la final pudo desencadenar distintos desarrollos y Sánchez puso el ojo en ese aspecto. Dijo que Herrera no permitió que el desenlace quedara librado al azar.

"Las amarillas de los festejos son innecesarias, pero más allá de eso, yo siempre digo lo mismo: no sé qué haría si meto un gol tan importante en una final. Cuestionarlo desde la objetividad de uno que lo mira desde la tranquilidad de su domicilio no es válido". "Desde el punto de vista personal, es un hecho emocional, creo que es una tontería y habría que modificarlo eso. Valorar lo mismo una patada que sacarse la camiseta me parece una ridiculez". Ángel Sánchez .El ex árbitro habló de la polémica en los festejos de los goles.

"En este tipo de partidos siempre existe la dificultad de que si un equipo es superado, perdiendo no sólo por tantos goles, sino también en el plano futbolístico, empiece a golpear. Él supo ponerle límites a ese tipo de situaciones sacando las tarjetas como correspondía e involucrándose como lo hizo en el cruce entre Caruzzo y Benítez, poniéndose en el medio y tomando precauciones para que las cosas no pasen a mayores", evaluó.

10 amarillas sacó Herrera en la final.

El árbitro neuquino sancionó a cinco jugadores por lado. Tres tarjetas las sacó en el primer tiempo y siete en el complemento. En San Lorenzo amonestó a casi toda la defensa (sólo se salvó Mas en la última línea). Mientras que en Lanús las cartulinas se repartieron en todos los sectores. El Pepe Sand y Benítez fueron amonestados en el festejo de gol.

Sánchez reconoció que la diferencia en el marcador y que el partido finalizara en los 90 minutos facilitaron la labor de Herrera. "Hubo un equipo que salió a jugar una final y otro que no esperaba esa actitud. Para un árbitro es una ventaja que el partido se resolviera cómodamente, para no llegar a otras instancias que son las que pueden traer algún tipo de problema. Creo que fue un muy buen arbitraje a un muy buen partido de fútbol", finalizó Sánchez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído